Las copias de seguridad son elementos súper importantes en sistemas de cualquier naturaleza. Hablamos desde asuntos tan complicados como un servidor, hasta algo más sencillo y personal como el correo electrónico. Pero hablar de “sencillo” no significa que no sea importante y muchos usuarios del servicio de Gmail manejan desde esta plataforma comunicaciones de trabajo y profesionales que ameritan ser respaldadas. ¿Alguna vez te has preguntado como hacer una copia de seguridad en Gmail?

No se trata de una nueva función, en realidad lleva mucho tiempo ahí pero suele ocuparse muy poco. Por ello, te enseñaremos los pasos que debe seguir para respaldar tu correo Gmail y mantener siempre una copia de seguridad.

Creando un respaldo en Gmail

Crear una copia de seguridad es un mecanismo de prevención importantísimo en cualquier entorno. Cuando se trata del correo electrónico es especialmente útil considerando que, vale la pena tener copia de todas las comunicaciones importantes y archivos adjuntos que recibimos.

Paso 1: ingresar a la gestión de cuenta Google

Para comenzar con el proceso de creación de la copia de seguridad, primero abre tu bandeja de correo Gmail. Acto seguido, haz click en el ciruclo donde se muestra tu foto en la parte superior derecha y cuando se despliegue el menú, haz click en “Gestionar tu cuenta de Google”.

Paso 2: datos y personalización

Una vez dentro de la sección de gestión, encontrarás un panel con varias opciones al lado izquierdo de la pantalla. Haz click en “Datos y Personalización” y acto seguido desplázate hacia abajo, hasta la sección “Descargar, eliminar o crear un plan para los datos”.

Ahí deberás hacer click en la primera opción “Descargar tus datos”.

Paso 3: seleccionar el tipo de datos a respaldar, destino y frecuencia

En este punto tendrás en 3 frente pasos que cumplir, en donde el primero es seleccionar el tipo de datos a respaldar. Para ello, se te presentará una lista con toda la información que guardas en los servicios de Google. Haz click en “Desmarcar todo” y desplázate hacia abajo, hasta encontrar la opción “Mail”. Márcala y pasa a la siguiente sección.

El segundo paso es elegir el destino del respaldo o forma de entrega. Aquí tendrás que decidir si recibirlo en un enlace de descargas en tu email o enviarlo a algún servicio de almacenamiento en la nube.

Por último, solo tendrás que decidir con cuanta frecuencia deseas que se repita el proceso para hacerlo automáticamente y tener siempre una copia actualizada de tus datos en Gmail.

De esta forma, tendrás una copia de seguridad de correo y además una tarea programada para actualizarla periódicamente.