Existe evidencia robusta del importante papel que juega la microbiota intestinal de los humanos para mantener una buena salud. Pero tal parece que su papel no se limita a la protección, sino que también puede potenciar la recuperación de pacientes con enfermedades graves como el cáncer.

Por ejemplo, un equipo internacional de científicos informó recientemente en la revista Science que un virus bacteriófago presente en la microbiota intestinal potencia la inmunoterapia en pacientes con cáncer.

Un fragmento proteico viral

Los investigadores iniciaron su estudio a partiendo de hallazgos previos que demostraban que la microbiota intestinal puede modificar aspectos de la salud humana, como la susceptibilidad al cáncer o la extensión de la longevidad.

En esta oportunidad, examinaron los componentes del microbioma intestinal humano y de un modelo de ratón, identificando un fragmento proteico de un virus bacteriano, el bacteriófago 13144 de la bacteria Enterococcus hirae.

Este fragmento era similar al de las proteínas celulares que tienen la capacidad de estimular una respuesta inmune basada en los linfocitos T. Pero al estudiarlo confirmaron que también estaba presente en pacientes con cáncer de riñón o cáncer de pulmón, en los que los tumores eran sensibles al tratamiento con inmunoterapia. Es decir, aquellos que respondían mejor tenían la proteína.

Mejores beneficios a largo plazo

El equipo observó que introducir este fragmento proteico viral en el microbioma intestinal favoreció la eliminación de tumores cancerígenos en los ratones. El mecanismo de acción era una potenciación de la parte del sistema inmune encargada de luchar contra esta afección.

En los pacientes con cáncer de riñón y pulmón, la presencia del fragmento proteico en las heces y la expresión de un antígeno de reacción cruzada se correlacionó con un beneficios a largo plazo de la terapia.

En los pacientes con melanoma, detectaron clones de células T capaces de reconocer antígenos cancerosos procesados ​​de forma natural, los cuales “presentan reactividad cruzada con péptidos microbianos”, como indican los autores en su documento.

Estos hallazgos demuestran la extraordinaria y todavía muy desconocida riqueza de los componentes de la microbiota intestinal para estimular respuestas inmunes frente al cáncer o a otras graves enfermedades humanas”. Y por supuesto, un gran paso en la mejora de técnicas de inmunoterapia contra esta enfermedad.

Referencia:

Cross-reactivity between tumor MHC class I–restricted antigens and an enterococcal bacteriophage. https://science.sciencemag.org/content/369/6506/936