Facebook enfrenta un nuevo reto de cara a las próximas elecciones presidenciales de los EE.UU. 2020, las cuales serán celebradas el próximo martes 3 de noviembre. Y es que aunque faltan algunos meses, la plataforma de Mark Zuckerberg se encuentra haciendo todos los preparativos para evitar la desinformación y/o acreditación de la victoria por parte de Donald Trump.

A pesar de la pandemia, EE.UU. se está preparando para efectuar las correspondientes elecciones presidenciales –en las que Trump podría ser reelecto para un segundo periodo de gobierno– a través de boletas electorales que serán enviadas por correo en algunos estados.

Facebook afina motores para las elecciones de EE.UU. 2020

Noticia que no es del agrado de muchos, pues señalan que este método se podría prestar para cometer algún tipo de fraude, sin embargo, las cartas están echadas, y Facebook ha mencionado que sus empleados están diseñando planes de contingencia durante y después de las elecciones.

De acuerdo con la fuente, desde que se mencionó la opción de recurrir al voto manual a través del correo postal algunas personas, entre ellas, el actual presidente de los EE.UU., Donald Trump comenzó a formular teorías conspirativas en contra y a deslegitimar los resultados.

Elecciones transparentes en plena pandemia

En el escenario actual, donde la pandemia ha causado el deceso de miles de personas a nivel mundial, y más en los EE.UU., no se está preparado para un proceso tan delicado como la elección de la persona que comandará uno de los países de potencial mundial, sin embargo, ya todo esta pautado y solo queda prepararse para el evento.

En este sentido, se ha conocido que Facebook está implementando toda clase de protocolos que ayude a suministrarle a los usuarios toda la información en tiempo real sobre las elecciones presidenciales.

Un interruptor como medio

Es por ello que Zuckerberg y su equipo, han estado efectuando reuniones diarias para estudiar de que manera se puede usar la plataforma de la red social para informar de forma veráz sobre las elecciones de los EE.UU., mitigando cualquier intento de desinformación o desacreditación durante este día y los siguientes a la elección.

Facebook planea crear un “interruptor automático” que permita “cerrar la publicidad política” después del día de las elecciones. Esto con la idea de analizar todos los escenarios posibles, como que “Trump intente invalidar los resultados al declarar que el Servicio Postal perdió las boletas por correo o que otros grupos se entrometieron en la votación”.

Finalmente, y aunque no conocemos todos los detalles de este interruptor, sabemos que este tendrá la función de frenar los anuncios el día de las elecciones, con al finalidad de no cometer el mismo error que en el 2016, cuando un grupo de personas originarias de Rusia utilizaron Facebook, Twitter y YouTube para difundir resultados erróneos sobre las elecciones en un plan de persuadir a los electores.