Cuando algo resulta nocivo, por lo general la solución más radical y efectiva sería eliminarlo, pero en materia de salud esto no es tan sencillo. Erradicar por completo aquello que daña podría dar lugar a otro desequilibrio también peligroso. He allí los grandes retos que enfrentan los científicos y médicos en esta área.

Quizás por ello es que un nuevo proyecto contra el dengue y el Zika no se ha orientado específicamente a fumigar o erradicar mosquitos. Al contrario, buscará fomentar su reproducción, pero siguiendo un objetivo beneficioso para los humanos también.

En algún momento del próximo año, los Cayos de Florida recibirá una gran cantidad de mosquitos Aedes aegypti de patas rayadas genéticamente modificados para que, al reproducirse con las hembras, sus crías no puedan sobrevivir.

Una forma de reducir la población de mosquitos

El plan, propuesto por la compañía de biotecnología Oxitec , fue aprobado esta semana por el Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida como parte de un proyecto piloto contra el dengue en la región.

El objetivo es introducir al Aedes aegypti de patas blancas, que no es nativo de la región, pero sí transmite enfermedades a los residentes. En lo que va de 2020, se han reportado casi 50 casos de dengue en la cadena de islas norteamericanas.

Los partícipes serán millones de mosquitos machos portadores de un cambio genético en una proteína que haría que cualquier descendencia que engendraran no pudiera sobrevivir. De modo que, al aparearse con las hembras de su especie, que pican a los humanos en busca de sangre, en lugar de aumentar la población de mosquitos, en realidad la reducirían.

¿Podría afectar el equilibrio de la naturaleza?

Oxitec ha citado varios estudios realizados por agencias gubernamentales, como la Agencia de Protección Ambiental, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., que confirman que se trata de un método seguro.

Además, Kevin Gorman, un científico de Oxitec, concedió una entrevista telefónica desde el Reino Unido este jueves, donde confirma que la compañía ha llevado a cabo proyectos similares en Brasil y las Islas Caimán. “Ha ido muy bien. Hemos liberado más de mil millones de nuestros mosquitos a lo largo de los años. No hay riesgo potencial para el medio ambiente o los seres humanos”, dijo.

A pesar de ello, muchas personas podrían mostrarse escépticas respecto al uso de organismos modificados genéticamente, ya que el objetivo de estos en particular, que es reducir las poblaciones de mosquitos, podría alterar el equilibrio natural del planeta.

Un resultado incierto

“No tienen idea de lo que hará”, dijo Barry Wray, director de la Coalición Ambiental de los Cayos de Florida durante una reunión el martes de la junta de control de mosquitos de la región.

Y puede que Barry no esté tan errado, ya que este es un objetivo teórico. Los expertos dicen que si los mosquitos modificados pueden o no reducir las poblaciones de mosquitos en Florida sigue siendo “una cuestión abierta”.

“Los mosquitos creados en un laboratorio no han pasado por un proceso de selección natural, en el que solo los más aptos sobreviven y se aparean. Una vez que sean liberados en el ambiente natural, estarán tan en forma como los machos naturales y serán capaces de competir con ellos por compañeras?”, preguntó Max Moreno, un experto en enfermedades transmitidas por mosquitos de la Universidad de Indiana.

Además, ¿existe la posibilidad de que estos mosquitos puedan tener otros efectos no deseados en el medio ambiente? Por ejemplo, ¿qué pasaría si sus depredadores, como arañas, ranas o pájaros, consumieran su proteína modificada?

Aun cuando hay tantos vacíos sobre el impacto que podría tener una medida de este tipo, la junta decidió aprobar el proyecto con 4 votos a favor y 1 en contra, alegando que los métodos actuales siguen siendo insuficientes para detener la transmisión de enfermedades.

Referencia:

Florida Keys to release modified mosquitoes to fight illness. https://medicalxpress.com/news/2020-08-florida-keys-mosquitoes-illness.html