Groenlandia, 13 de junio de 2019 / Crédito: Steffen Olsen, científico del clima.

El calentamiento global es un problema que nos afecta todos y del que en su mayoría estamos conscientes. Sin embargo, son pocas las sociedades que se han comprometido con la causa y han realizado cambios para evitar seguir causando daños al planeta.

Como consecuencia, seguimos viendo en la actualidad las repercusiones de nuestro accionar en el mundo a través de reacciones planetarias como el cambio climático y especialmente el calentamiento global. Este, a su vez, es el causante de otros fenómenos como el derretimiento de los polos y el posterior aumento del nivel del océano.

Una publicación hecha esta semana en Communications Earth & Environment ha reflejado esto al reportar la pérdida masiva de hielo en Groenlandia durante el 2019 y cómo estos números no se comparan con ninguna medición hecha antes en el país.

Pérdidas récord en la historia de Groenlandia

En promedio, desde que en el 2003 iniciaron las mediciones del derretimiento del hielo de Groenlandia hasta el 2016, cada año el país nórdico perdía al menos 255 gigatoneladas de hielo debido a su derretimiento.

Posteriormente, el 2017 y el 2017 se convirtieron en años positivos en los que esta pérdida se disminuyó a 100 gigatoneladas. Ahora, con las mediciones del 2019 vemos que esta racha se cortó abruptamente.

Según los registros, durante el último año Groenlandia perdió un total de 530 gigatoneladas de hielo. Con esto, dobla la cantidad habitual que se registró durante más de una década y supera por más del 15% la pérdida de hielo del 2012 –que se consideraba como la más alta hasta ahora–.

Los satélites GRACE

La publicación de este anuncio titulado “Regreso a la pérdida rápida de hielo en Groenlandia y pérdida récord en 2019 detectada por los satélites GRACE-FO” se dio gracias a los datos ofrecidos por estos satélites.

Entraron en órbita en el 2002 y desde entonces funcionaron como medidores tanto de los cambios en la gravedad de la Tierra como del deshielo del territorio de Groenlandia. Durante el 2017 estos descendieron por un tiempo y fueron colocados de vuelta para el 2018 con nueva y mejor tecnología de seguimiento. Fue gracias a ella que se pudieron detectar las pérdidas del 2019 con tanta precisión.

“Es preocupante, pero no tan sorprendente”, ha dicho el primer autor del estudio Ingo Sasgen, del Instituto Alfred, al referirse a la situación de la superficie helada de Groenlandia.

El estudio fue liderado por Xavier Fettweis y se completó gracias a la participación del resto del equipo conformado por Bert Wouters, Alex S. Gardner, Michalea D. King, Marco Tedesco, Felix W. Landerer, Christoph Dahle y Himanshu Save.

¿Un proceso indetenible?

Con los datos actuales, se espera que el problema del derretimiento del hielo no solo en Groenlandia sino también en los polos continúe a medida que el calentamiento global empeore.

Sin embargo, esta no se trata de la máxima preocupación. En otro estudio llamado “Pérdida dinámica de hielo de la capa de hielo de Groenlandia impulsada por el retroceso sostenido de los glaciares”, publicado la semana pasada en la misma revista, se plantea la posibilidad de que ya hayamos superado el punto de no retorno.

Según el estudio, ya hemos creado procesos de retroalimentación positiva en los que el propio deshielo se convertirá en el promotor del derretimiento –incluso si la Tierra no se calentara un grado más desde hoy–. Igualmente, se plantea que esto se tratará de un proceso que dure miles de años y no de un elemento abrupto; pero lo indetenible de la situación la hace particularmente preocupante.

Una vez Groenlandia pierda todo su hielo, el nivel del mar del mundo aumentará al menos 6 metros dejando las zonas europeas relativamente intactas. Pero, los espacios que no llene su hielo derretido, los llenará aquel proveniente de los polos.

A pesar de este estudio, aun no hay una seguridad total con respecto a este punto de no retorno. De hecho, Sasgen comenta al respecto y admite que: “Sabemos que estos puntos de inflexión están ahí, pero no podemos decir cuándo los hemos cruzado”.

Referencia:

Return to rapid ice loss in Greenland and record loss in 2019 detected by the GRACE-FO satellites: https://doi.org/10.1038/s43247-020-0010-1

Dynamic ice loss from the Greenland Ice Sheet driven by sustained glacier retreat: https://doi.org/10.1038/s43247-020-0001-2