Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES).

Muchas personas en América podrían sentirse impactados al ver las publicaciones de personas en Europa en las últimas semanas, e incluso por la misma megafiesta celebrada en Wuhan el fin de semana pasado.

El mundo sigue luchando contra el coronavirus y tratando de contener los contagios, pero las imágenes de paseos, fiestas y vida cotidiana sin mascarillas que muestran muchos en las redes sociales distan mucho de la realidad.

A esto se ha referido el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, quien ha advertido que “las cosas no van bien” en España con el coronavirus.

En una rueda de prensa reciente, el funcionario hizo un llamado a la población en general, y en especial a los jóvenes, para no abandonar las medidas preventivas recomendadas hasta ahora.

Transmisión del coronavirus incrementarán el número de hospitalizaciones

“Que nadie se confunda, las cosas no van bien”, advirtió el director del CCAES este jueves. “Que detectemos muchos de los casos no implica que no haya transmisión. Cada día tenemos más transmisión. Las características de los casos y la sobrecarga del sistema son diferentes, pero estamos teniendo una transmisión importante”.

Durante su intervención, Simón recordó a la población que, a pesar de que muchos de los casos que se detectan actualmente en España son leves, conforme aumenta la transmisión del coronavirus, aumentará la cantidad de hospitalizaciones por su causa.

“Si seguimos dejando que la transmisión, aunque sean casos leves, siga hacia arriba, acabaremos teniendo muchos ingresados en UCI y muchos fallecidos. Por favor, que no se confunda nadie, esto no podemos dejar que siga”.

El discurso ha sido catalogado como duro, pero Simón lo consideró necesario. Recalcó que ha estado advirtiendo esta situación desde hace varias semanas, pero al parecer no había sido lo suficientemente contundente respecto a ello. Definitivamente, aunque muchos parezca continuar con su vida normalmente, la situación con el brote de coronavirus en España no es prometedora.

Más pruebas que antes

Simón resaltó también que la gestión actual es muy diferente a la del inicio del brote de COVID-19 en España. Se están llevando a cabo más pruebas diagnósticas y de manera más oportuna.

Las personas que empiezan a experimentar síntomas sospechosos de enfermedad, tardan menos de 24 horas en recibir atención médica, y desde entonces esperan entre 24 y 48 horas para recibir su diagnóstico.

El problema es el ocio nocturno

Pese a los esfuerzos de los empresarios y los temporeros por controlar el brote, Simón destaca como principal culpable de la transmisión masiva al “ocio nocturno” ejercido mayoritariamente por los jóvenes.

“Entiendo que la gente quiera ir de fiesta, pero hay maneras y maneras. Debemos concienciar a la gente de lo que hay que hacer. Cada joven produce casos en personas mayores o vulnerables. Hay maneras de pasarlo bien sin poner en riesgo a nadie”.

Añadió que durante los últimos días se han incrementado los brotes en centros sociosanitarios, que representan ya un 7,7 por ciento del total en todo el territorio español.

Aún así, reconoce que la situación todavía no es tan grave como en marzo y abril. Precisamente por ello hace un llamado a la población a apegarse a la estrategia de prevención, pues de continuar esta dinámica de transmisión, el brote podría salirse de control como en el pasado.

Referencia:

Simón advierte: “Que nadie se confunda. Las cosas no van bien. Cada día tenemos más transmisión”. https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-simon-advierte-nadie-confunda-cosas-no-van-bien-cada-dia-tenemos-mas-transmision-20200820190635.html