La evidencia epidemiológica muestra que la influenza estacional contribuye sustancialmente a la hospitalización y la mortalidad, particularmente entre los bebés y los ancianos.

Los modelos matemáticos proyectan que la vacunación de al menos el 80 por ciento de los niños en edad escolar, que son responsables de la mayor parte de la transmisión de la influenza, puede producir –a través de la inmunidad colectiva– reducciones sustanciales en la transmisión de la influenza en toda la comunidad.

Programas evaluados

En línea con ese postulado, los resultados de un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en Berkeley mostraron que una intervención de vacunación contra la influenza escolar se asoció con una disminución en las hospitalizaciones para todos los grupos de edad, así como con una contracción en las tasas de ausencia escolar entre los estudiantes.

El programa de vacunación escolar se asoció con tasas de hospitalización por influenza significativamente más bajas entre adultos y personas mayores.

Para el estudio, los investigadores realizaron una evaluación de 4 años de un programa de vacunación contra la influenza a gran escala en 95 preescolares y escuelas primarias en una ciudad diversa, urbana y predominantemente de bajos ingresos en el norte de California.

El equipo comparó las tasas de hospitalización asociada a la influenza y ausentismo escolar relacionado con la enfermedad en un distrito escolar con la intervención de vacunación con otro distrito escolar cercano con características similares pero que no se incluyó en el programa de vacunación.

Comunidad beneficiada

Al comienzo del programa, las tasas de vacunación contra la influenza ya alcanzaban más del 50 por ciento entre los niños en edad de escuela primaria, más altas que las tasas observadas al comienzo de intervenciones similares.

Se ha propuesto que la vacunación de al menos el 80 % de los niños en edad escolar, que son responsables de la mayor parte de la transmisión de la influenza, puede beneficiar a toda la comunidad.

Durante los dos primeros años del programa, los esfuerzos de vacunación tuvieron poca efectividad, pero para el tercer y cuarto año del programa la cobertura de vacunación contra la influenza fue 7 y 11 por ciento más alta entre los estudiantes en el distrito que incluyó el programa de vacunación, en contraste con el distrito de comparación.

En esos años, el programa de vacunación escolar se asoció con tasas de hospitalización por influenza significativamente más bajas entre las personas que no estaban en la escuela primaria y entre los ancianos. Además, durante ese periodo hubo menos ausencias debido a enfermedades en el distrito que recibió el programa.

Estos hallazgos, explican los autores del estudio, sugieren que incluso los aumentos modestos en la vacunación contra la influenza por encima de los niveles de cobertura moderados están asociados con amplios beneficios para toda la comunidad.

Referencia: Evaluation of a city-wide school-located influenza vaccination program in Oakland, California, with respect to vaccination coverage, school absences, and laboratory-confirmed influenza: A matched cohort study. Plos Medicine, 2020. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1003238