Mozilla es mundialmente conocida gracias a su popular buscador: Firefox. Sin embargo, este no se trata del único proyecto que maneja la empresa.

Uno que ya está cerca de cumplir dos décadas de la mano de Mozilla es el cliente de escritorio de correo electrónico, Thunderbird. Desde su nacimiento, esta plataforma ha tenido sus altos y bajos con Mozilla.

Por esto, ahora que la empresa recientemente ha despedido a aproximadamente una cuarta parte de su fuerza de trabajo, se comentó a temer por la integridad de Thunderbird. Después de todo, incluso el proyecto principal de Mozilla, Firefox, ha sufrido debido a este recorte masivo de personal. Sin embargo, tal parece que Thunderbird podría seguir vivo contra todo pronóstico.

Un historial de inestabilidad

Thunderbird pasó 5 años siendo un derivado del Mozilla Application Suite. Pero el 2007 pasó a ser un proyecto “independiente” ya que Mozilla lo desincorporó de sus filas.

En aquel momento, se esperaba que el cliente de correo no sobreviviera, pero lo hizo y finalmente incluso regresó con Mozilla. Los altibajos no se detuvieron allí, para 2012 la empresa detuvo el proyecto por falta de fondos y solo siguió ofreciendo parches de seguridad para él.

Finalmente, en el 2015 llegó el momento de más peligro cuando la CEO de Mozilla, Mitchell Baker, propuso cerrar por completo el proyecto. Como no se pudo llevar esto a cabo, se pensó en vender la plataforma durante el 2016, pero los acuerdos no avanzaron.

Para el 2017 Mozilla volvía a estar comprometida con Thunderbird. Pero a inicios del 2019 hubo rumores de que definitivamente la venderían a otras plataformas. Al final, solo renovaron el cliente con un diseño basado en el soporte de Gmail. En todas y cada una de estas veces, fueron los usuarios de la plataforma los que lucharon con todo para mantenerla activa y triunfaron.

¿Thunderbird estuvo en la cuerda floja?

Para este caso, los despidos de Mozilla llegaron como una sorpresa para todos y era difícil saber qué tan afectado se vería Thunderbird por la situación.

Sin embargo, como a inicios este año el cliente pasó a ser de la MZLA Technologies Corporation, subsidiaria de la Fundación Mozilla, los cambios en el plantel de Mozilla no se reflejaron en Thunderbird. Para dejar esto claro, el director de comunicaciones corporativas de Mozilla, Ali Taghavi declaró que: “Thunderbird no se ve afectado por los despidos”.

Por lo que, para este caso, la nueva versión más independiente de Thunderbird no fue afectada en absoluto por la situación. Con esto, sus más de 25 millones de usuarios pueden respirar tranquilos, porque Thunderbird no irá a ningún lado pronto.

¿Habrá otros cambios?

Por lo que se sabe, el plan para este formato más independiente es que mantenga grandes factores característicos como su código abierto. Asimismo, seguirá bajo la dirección del Thunderbird Council a pesar de considerarse ahora una corporación separada.

Debido a esto, tal parece que los planes de la plataforma simplemente incluyen continuar actualizándose para ofrecer una mejor experiencia a sus usuarios. Por ejemplo, su versión más reciente, Thunderbird 78, finalmente ha incluido el complemento de tareas en su popular función de calendario, Lightning. Igualmente, para el parche Thunderbird 78.2 se proyecta la llegada del cifrado de correos con la herramienta OpenPGP.

Una vez más, Thunderbird ha logrado superar una crisis. Para esta oportunidad, su nuevo estatus la salvó de un problema que pudo haber sido un gran problema para una iniciativa pequeña como lo es su cliente de correo electrónico. ¿Podrá aprovechar ahora su nueva libertad para crecer? Por lo menos sabemos que sus usuarios estarán más que dispuestos a apoyarlo.