La pandemia de coronavirus sigue causando estragos sanitarios, económicos y sociales en prácticamente todo el mundo, y Chile no escapa de esa realidad. Hasta el momento, en el país austral se han registrado cerca de 390.000 infecciones por coronavirus y 10.513 fallecimientos, considerada una de las cifras más altas de muertes por millón de personas a nivel global.

La cifra coincide con la reapertura de la actividad comercial en Santiago, la capital del país y hogar de 8 millones de personas, alrededor del 40 por ciento de la población chilena.

La verdadera magnitud

Pero para Ricardo Baeza-Yates, profesor de ciencia de datos en la Universidad Northeastern en Silicon Valley, las cifras oficiales no muestran la verdadera magnitud del brote de infección por coronavirus en su país.

De acuerdo al experto en datos, la cantidad real de infecciones en Chile en la actualidad es aproximadamente cinco veces mayor que la cifra oficialmente informada. La imagen muestra al presidente Sebatián Piñera en primer plano.

El profesor Baeza-Yates forma parte de un grupo de científicos chilenos que han estado analizando datos de COVID-19 para comprender el alcance real del brote en el quinto país más afectado de América Latina después de Brasil, México, Perú y Colombia.

De acuerdo al experto, la responsabilidad de esta subestimación recae en estrategia utilizada por el Ministerio de Salud del país, señalando que las cifras relacionadas con la pandemia generadas por el gobierno del presidente Sebastián Piñera han sido consistentemente poco confiables.

Cifras no representativas

En este sentido, Baeza-Yates advirtió que el número oficial de casos reportados por el gobierno es mucho más bajo que las tasas de infección reales, debido a que el gobierno solo considera pruebas positivas y no la tasa total de infecciones.

Ricardo Baeza-Yates, director y profesor de los programas de postgrado de ciencia de datos de la Universidad Northeastern en Silicon Valley, California.

Conforme a sus estimaciones, Baeza-Yates puntualiza que la cantidad real de infecciones en Chile hoy es aproximadamente cinco veces mayor que la cifra oficialmente informada.

El experto precisó que el gobierno chileno no ha sido completamente transparente acerca de que las cifras no son representativas del número real de casos. Además, el país cuenta la tasa de letalidad (cantidad de personas con COVID-19 que han muerto a causa de la enfermedad), en lugar de la tasa de mortalidad, (frecuencia con la que las personas en el país han muerto por la infección coronavírica). Al respecto, Baeza-Yates, comentó:

“El gobierno usa la tasa de letalidad para decir que les está yendo muy bien porque es más baja que la mayoría de los países. Pero este número esconde la magnitud del brote en Chile”.

Desde esta perspectiva, el profesor Baeza-Yates aboga por la transparencia de datos, especialmente ahora que la apertura de datos puede ayudar a salvar vidas y restaurar la confianza del público chileno en su liderazgo.

Referencia: A pandemic lesson from chile: data transparency can save lives. Northeastern University News, 2020. https://bit.ly/2Y8gzi8