El Washington Post reportó que la cuarta licencia temporal otorgada a Huawei tras el veto de Donald Trump, expiró el pasado 13 de agosto, en este sentido, podrían suceder dos escenarios, uno donde el presidente de Estados Unidos otorgue otra prórroga a la compañía china y otra donde expire por completo, este último parece haber llegado.

La Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de Estados Unidos, emitió un comunicado, señalando que se ampliaban las restricciones a Huawei y además confirmó que la licencia temporal había expirado. Por lo que de ahora en más, el fabricante chino no podrá establecer relaciones comerciales con empresas norteamericanas, ni fabricantes de chips y componentes, lo que sin duda es un duro golpe no solo para la industria, sino para los usuarios y seguidores de smartphones Huawei.

La Licencia General Temporal (TGL) ha expirado. Esta regla protege aún más los intereses de la política exterior y la seguridad nacional de EE.UU., al hacer una autorización permanente limitada para las entidades de Huawei en la Lista de entidades.

Esta autorización limitada tiene el único propósito de proporcionar investigación de seguridad en curso, fundamental para mantener la integridad y confiabilidad de las “redes y equipos en pleno funcionamiento” existentes y actualmente.

Más restricciones y 38 filiales a la lista de entidades

Además de nuevas restricciones que buscan “impedir” los esfuerzos de la compañía china de saltar los controles estadounidenses, en torno a la fabricación de equipos usando componentes extranjeros, la Oficina de Comercio, también anunció las filiales de Huawei en Estados Unidos, a las que deben hacer una autorización permanente para realizar operaciones, entre estas se encuentran: Huawei Cloud Computing Technology, Huawei Cloud Singapore, Huawei Cloud France y Huawei Cloud Rusia.

Específicamente, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo:

“Huawei y sus filiales extranjeras han ampliado sus esfuerzos para obtener semiconductores avanzados desarrollados o producidos a partir de software y tecnología de Estados Unidos, con el fin de cumplir con los objetivos de política del Partido Comunista Chino… Esta acción de múltiples frentes demuestra nuestro compromiso continuo de obstaculizar la capacidad de Huawei para hacerlo”.

A pesar del bloqueo, las compañías de terceros podían adquirir componentes en nombre de Huawei, alega la Oficina de Comercio, lo que sin duda permitía el desarrollo de la compañía china.

La oficina alegó que estas compañías “presentan un riesgo significativo de actuar en nombre de Huawei en contra de la seguridad nacional de Estados Unidos o los intereses de la política exterior”. Y añadió: “Hay motivos razonables para creer que Huawei, de lo contrario, buscaría usarlos para evadir las restricciones impuestas por la Lista de Entidades”.

¿Cuáles serán las consecuencias del vencimiento de licencia de Huawei?

Recordemos, que en mayo de 2019, Huawei fue agregada a la lista negra de empresas en Estados Unidos, tras las sospechas de espionaje y supuestos vínculos con el gobierno comunista chino. Las medidas impuestas por la administración de Donald Trump, prohíben a la compañía china realizar cualquier tipo de transacción comercial con empresas norteamericanas, esta medida ocasionó que Huawei  buscara alternativas a Google, para el desarrollo de aplicaciones de sus nuevos smartphones.

La medida contemplaba incluso el baneo de Android como sistema operativo de los smartphones de la marca. Esto generó preocupaciones en Google, ante el hecho de que la firma asiática desarrolle su propio sistema operativo móvil y los riesgos que esto supondría no solo para los usuarios, sino para el gobierno de EE.UU.

Sin embargo, después de la primera restricción, Estados Unidos otorgó cuatro indultos o prórrogas para que las compañías que dependían de Huawei a nivel de infraestructura y telecomunicaciones, buscaran alternativas.

No obstante, esto no impidió que varias empresas tecnológicas se vieron obligadas a suspender sus relaciones comerciales con Huawei, incluyendo Google, que debido a esta nueva restricción definitiva, podría retirar el sistema operativo Android de los próximos smartphones de la marca china.

Sin actualizaciones

Del mismo  modo, este vencimiento implica que las plataformas, ni equipos de telefonía móvil o inalámbrica, recibirán actualizaciones.

De momento, las empresas pequeñas de telecomunicaciones aseguran que el levantamiento del indulto no afecta, pues una Ley establece que no tendrán que reemplazar el equipo hasta que el gobierno federal les dé los fondos para hacerlo, el Congreso anunció que de momento, no se ha asignado dinero para el esfuerzo de reemplazo.

Adiós negociaciones con Google

Google es una de las compañías que podría considerarse una de las bases más fuertes de las aplicaciones, si bien, Huawei trató de implementar una nueva plataforma de aplicaciones que no contaría con Google, el software de la compañía de Mountain View se encuentra como base en muchos de sus dispositivos.

Después de la suspensión, la compañía de Mountain View siguió trabajando con Huawei. Sin embargo, un vocero de Google dijo en su momento que:

Hemos continuado trabajando con Huawei, de conformidad con las regulaciones gubernamentales, para proporcionar actualizaciones de seguridad y actualizaciones de las aplicaciones y servicios de Google en los dispositivos existentes, y continuaremos haciéndolo mientras esté permitido.

Con respecto a esta nueva medida, Google, anunció que las negociaciones se realizaban debido a la licencia temporal de Huawei. De momento, la compañía de Mountain View se negó a hacer nuevas declaraciones al respecto.

Smartphones P40 y Huawei P30

Si bien, las medidas establecidas por Estados Unidos datan desde hace un año, las regulaciones o prórrogas de esto, hizo que siguieran las operaciones y el desarrollo de dispositivos como el Huawei P40 Pro y otros dispositivos de la marca, que deberían recibir actualizaciones de Android 11, sin embargo, con el bloqueo definitivo a la compañía china esto no podría ocurrir.

Esta prohibición definitiva también podría afectar a Huawei y sus planes de desarrollar los procesadores Kirin de la mano de TSMC, que se esperaba llegarían en septiembre. Después que Estados Unidos confirmó los rumores acerca de prohibir el suministro de chips para equipos Huawei,  estas sanciones incluyen a compañías estadounidenses y empresas extranjeras provean de componentes de hardware al fabricante chino.

Aunque una de las regulaciones en esta medida podría salvar a Huawei y TSMC, si la compañía antes de septiembre de 2020 los Kirin 1020, lprocesadores de 5 nanómetros que vendrían a impulsar al Huawei Mate 40.

Sin embargo, el veto total de Huawei podría afectar el desarrollo de sus equipos en el futuro, así como adquirir nuevos componentes, lo que sin duda pone la compañía china con un futuro bastante impredecible.