Desde la semana pasada, un gran conflicto se ha estado desarrollando entre la gran desarrolladora de videojuegos Epic Games y la App Store. Con su evento permanente conocido como “Mega Drop” en el popular videojuego Fortnite, Epic Games esperaba burlar el 30% cobrado por la plataforma de apps de Apple para poder hacer transacciones directas con los usuarios.

Esto inmediatamente resultó en que Fortnite desapareciera de la App Store por incumplimiento de las políticas. Por su parte, Google hizo lo propio en la Play Store, donde Fortnite también estaba ofreciendo compras directas dentro de la app, ignorando la comisión del 30% cobrada por la plataforma de aplicaciones.

Casi inmediatamente, Epic Games demandó a Apple y a Google por haber retirado a Fortnite de sus respectivas tiendas. Igualmente, inició una campaña en las redes sociales con el hashtag #FreeFortnite. Ahora, Apple ha llevado las cosas incluso más lejos y Epic Games no se ha demorado en denunciarlo a través de su cuenta Epic Games Newsroom en Twitter:

“Apple eliminó Fortnite de la App Store y ha informado a Epic que el viernes 28 de agosto Apple cancelará todas nuestras cuentas de desarrollador y cortará a Epic de las herramientas de desarrollo de iOS y Mac. Le pedimos a la corte que detenga esta represalia. Detalles aquí:”

Apple no está tomando prisioneros

Apple ahora también apunta a prohibir Fortnite tanto en sus sistemas operativos iOS como macOS. Además, también está arremetiendo directamente contra la compañía desarrolladora. Para empezar, eliminará el acceso de Epic Games a todas las herramientas de desarrollo de software. Entre estas estará también Unreal Engine, un software independiente creado por Epic Games.

Este es utilizado por desarrolladores y terceros en el propio ecosistema de la App Store. Por lo que, si se descontinúa, Epic Games no será el único perjudicado.

Apple no ha hecho más comentarios al respecto desde lo dicho en el comunicado que publicaron el día que Fortnite salió de la App Store.

“Hoy, Epic Games dio el desafortunado paso de violar las pautas de la App Store que se aplican por igual a todos los desarrolladores y están diseñadas para mantener la tienda segura para nuestros usuarios. Como resultado, su aplicación Fortnite ha sido eliminada de la tienda. Epic habilitó una función en su aplicación que no fue revisada ni aprobada por Apple, y lo hizo con la intención expresa de violar las pautas de la App Store con respecto a los pagos dentro de la aplicación que se aplican a todos los desarrolladores que venden bienes o servicios digitales”.

Epic Games pide una “Restricción temporal”

Como respuesta a esta situación, Epic Games rápidamente hizo una modificación a su demanda original. Ahora, en ella incluye la petición de una “restricción temporal”. Esta busca prevenir cualquier acción que Apple pueda tomar contra Fortnite o directamente contra Epic Games antes de que el caso llegue a juicio.

Específicamente, la demanda modificada ha sido presentada para:

“(1) que impida al demandado Apple Inc. (“Apple”) eliminar, eliminar de la lista, negarse a enumerar o hacer no disponible la aplicación Fortnite, incluyendo cualquier actualización de la misma, desde la App Store sobre la base de que Fortnite ofrece procesamiento de pagos dentro de la aplicación a través de medios distintos a la Compra In-App de Apple (“IAP”) o con cualquier pretexto.

(2) impedir que Apple elimine, deshabilite o modifique Fortnite o cualquier código, secuencia de comandos, función, configuración, versión o actualización del mismo desde cualquier dispositivo de usuario de iOS.

(3) impedir que Apple tome cualquier acción adversa contra Epic, que incluye, entre otros, restringir, suspender o rescindir a cualquier entidad de Epic del Programa para desarrolladores de Apple, sobre la base de que Epic habilitó el procesamiento de pagos en la aplicación en Fortnite a través de medios distintos a IAP o sobre la base de los pasos que tomó Epic para hacerlo”.

¿Apple puede hacer esto?

En general, cuando una aplicación viola las políticas de la tienda de aplicaciones es un protocolo regular removerla. Sin embargo, esta remoción no se trata de una prohibición definitiva, sino de una suspensión. Usualmente esta se mantiene hasta que los desarrolladores quiten de la app el elemento que viola los lineamientos de la plataforma. Una vez eso está arreglado, esta puede volver a la App Store sin problemas.

Ahora, lo que sucede con Fortnite parece ir a otro nivel, ya que Apple ha decidido prohibirlo en sus sistemas operativos iOS y macOS, lo que habla de una separación definitiva. Por su parte, Epic Games tampoco ha mencionado la posibilidad de reestructurar su app –y con las acciones legales que ha tomado contra Apple, es poco probable que tenga la intención de hacerlo–.

Pero, a pesar de esto, realmente Apple no tenía motivos que sustenten su decisión de expulsar Epic Games de su plataforma para desarrolladores y de perjudicar el desarrollo del software independiente Unreal Engine. Esto se trata de un evento inédito y, por ahora, la empresa no ha dado más detalles sobre las motivaciones tras sus acciones.

Epic Games actúa contra las “represalias” de Apple

No contentos con la modificación de su primera demanda, Epic Games ya ha presentado una segunda contra la compañía de Cupertino. En este caso, el enfoque de la desarrolladora es que las últimas acciones de Apple han sido una “represalia” por su primera demanda.

Epic Games busca que Apple cese en sus acciones contra Fortnite, Unreal Engine y ella misma. Pero, por ahora, es difícil saber si todo esto será posible. Si bien es cierto que Apple no tiene sustento para arremeter contra los últimos dos, Fortnite verdaderamente violó las políticas de la plataforma, por lo que las sanciones sí se le aplican.

Para poder saber más sobre cómo se desarrollará esta vertiginosa lucha entre Apple y Epic Games probablemente tendremos que esperar hasta el 28 de agosto, la fecha que Apple ha determinado como el fin de Epic Games y Fortnite en las plataformas iOS y macOS.