La privacidad de los datos en la web y el control que los usuarios y las empresas tienen sobre estos se trata de un tema controvertido incluso en la actualidad. Sin embargo, la sociedad está cada vez más cerca de un consenso y este apunta con claridad a que los usuarios deberían ser los dueños definitivos de su información en todo momento.

Por este motivo, las empresas del mundo de la tecnología han tenido que comenzar a mutar para ofrecer más privacidad y control de los datos en sus plataformas. Por ejemplo, Google ofreció a los nuevos usuarios de su buscador el borrar de forma automática y definitiva los registros de su historial cuando estos alcancen los 18 meses.

Con la intención de ir por este mismo camino, Instagram les ofreció a sus usuarios la posibilidad de borrar sus mensajes directos (DM) y sus fotos de forma “permanente” cuando lo desearan. Sin embargo, un error descubierto por el investigador de seguridad digital, Saugat Pokharel, ha mostrado que este ofrecimiento no se estaba cumpliendo del todo.

Recuperando los mensajes borrados

Para el 2018, cuando entró en vigencia la GDPR (General Data Protection Regulation) de la Unión Europea, Instagram también hizo cambios. Esta ley esperaba ofrecer a los ciudadanos más control sobre su información y sobre lo que las empresas pueden o no hacer con ella. Entre los cambios hechos por Instagram, estuvo la creación de una herramienta para descargar todos sus datos de la plataforma cuando lo desearan.

Ahora, se ha comprobado que esta herramienta incluso es capaz de descargar los DM y las fotos que el usuario había “borrado permanentemente” de la plataforma. Se sabe que las empresas requieren un periodo de tiempo para verdaderamente borrar la información. En el caso de Instagram, se estima que todo el proceso de eliminación toma al menos unos 90 días.

Sin embargo, el error descubierto por Pokharel revela que la empresa guarda estos datos por mucho más tiempo. De hecho, descubrió esta situación cuando utilizó la herramienta de Instagram y se encontró con imágenes y conversaciones que él había borrado años antes. Esto implica que Instagram verdaderamente “no borró mis datos incluso cuando los borré por mi parte” según las declaraciones dadas por Pokharel a TechCrunch. Rápidamente, se puso en contacto con la empresa.

El reporte

El informe de errores de Pokharel llegó a Instagram en octubre del año pasado a través del programa de recompensas por errores de Instagram. En este detallaba la situación de los DM y las fotos eliminados y cómo estos podían recuperarse de la plataforma incluso años más tarde.

A pesar de que su accionar fue veloz, el de Instagram no lo fue tanto. De hecho, no fue sino hasta un mes atrás que Pokharel recibió una respuesta de la empresa y un reconocimiento del error.

La reacción de Instagram

Como recompensa Pokharel ha recibido 6 mil dólares por el reporte de error. Asimismo, la empresa ha declarado también un comentario enviado a TechCrunch:

“El investigador informó de un problema en el que las imágenes y los mensajes eliminados de Instagram de alguien se incluirían en una copia de su información si usaban nuestra herramienta Download Your Information en Instagram. Hemos solucionado el problema y no hemos visto pruebas de abuso. Agradecemos al investigador por informarnos de este problema”.

Con esto, Instagram da por cerrada la situación. Ahora, será solo cuestión de tiempo para saber si verdaderamente han puesto fin a esto y que los datos de los usuarios no permanecen en manos de la empresa sin su consentimiento.