Facebook

Facebook anunció una nueva característica Paid Online Events, con el fin de ayudar a los emprendedores, pequeñas y medianas empresas que se han visto afectados por la pandemia del coronavirus, al permitirles crear eventos de forma gratuita, bien sea transmitir clases en vivo, entre otros, sin embargo, los propietarios de la fan page no podrán salvarse del 30% de impuesto en la App Store de Apple.

La compañía de Mark Zuckerberg, señala que Apple no quiere dejar de cobrar las tarifas del 30% impuestas a apps de terceros en la App Store, por lo que su iniciativa de ayudar a las pequeñas y medianas empresas en Facebook a través de Paid Event Online, no podría ser del todo altruista al tener que darle un monto de sus ganancias por eventos a Apple.

“Para apoyar a las pequeñas empresas y los creadores, Facebook no cobrará ninguna tarifa de los eventos en línea pagados durante al menos el próximo año”.

Facebook

Del mismo modo, Facebook señala que planteó la posibilidad de que los organizadores de eventos en línea durante la pandemia de COVID-19, usaran la aplicación de pagos Facebook Pay en iOS, sin embargo, Apple también se negó.

Fidji Simo, director de la aplicación principal de Facebook, explicó en un comunicado:

Le pedimos a Apple que redujera su impuesto de la App Store del 30% o que nos permitiera ofrecer Facebook Pay para poder absorber todos los costos de las empresas que luchan durante el COVID-19. Desafortunadamente, rechazaron nuestras solicitudes y las PYMES solo recibirán el 70% de los ingresos que tanto les costó ganar.

Asimismo, Facebook señala que los usuarios Android y Facebook Web, podrán quedarse con el 100 por ciento de los ingresos de sus eventos transmitidos en línea “mientras las comunidades permanezcan cerradas por la pandemia”.

La compañía también indicó que agregará una etiqueta en los tickets de eventos en iOS, con el mensaje: “Apple toma el 30% de esta compra”.

El ejecutivo de Facebook señaló que era importante hacer la aclaratoria, principalmente cuando se trata de proponer una iniciativa para ayudar a las empresas, por lo que si una persona paga USD$30 debe estar consciente de que parte de ese dinero llegará a Apple.

De esta forma, Apple una vez más queda como una plataforma restrictiva no solo al no permitir que las aplicaciones de terceros se instalen en su App Store, sino también da pie para la ola de críticas e investigaciones por violación a la Ley Antimonopolio, que ha protagonizado varias veces debido a entre otras cosas, quedarse con el 30 por ciento de las ganancias de las apps de terceros.