Mentalfloss

Algunos estadounidenses reportan que han estado recibiendo paquetes con mascarillas protectoras para COVID-19 desde China, pero lo más sospechoso de todo esto, es que aseguraron no haberlas solicitado, por lo que se especula que sea otro intento de ‘brushing’ o pedido falsificado por parte de alguna tienda electrónica.

El sitio mentalfloss indica que residentes de Pensilvania, Virginia, Ohio y Florida, informaron que recibieron paquetes con sus datos personales, hasta ubicación y teléfono, dentro de los cuales había una gran cantidad de mascarillas faciales usadas para prevenir el COVID-19, provenientes de China.

Uno de los afectados, declaró que toda su información personal se encontraba en el paquete, incluyendo su dirección, como precaución las tiró a la basura

“Toda esta información, incluido mi número de teléfono, estaba allí. Tenía miedo incluso de abrirlo después de verlo”.

Sospecha de brushing

La Comisión Federal del Comercio dijo que podría tratarse también de un “Brushing”, la práctica de comercio electrónico con el que algunas tiendas buscan posicionar sus marcas o productos, emitiendo pedidos falsos con los nombres de algunas personas, los cuales sin duda no tienen conocimiento alguno de esto.

Según la FTC, se sospecha que podría tratarse de un caso similar al de las semillas enviadas hace semanas, a personas de Estados Unidos, Australia y Reino Unido, que también provenían de China. Estas personas también aseguraron no haberlas pedido, y aunque en un principio despertó las alarmas de las autoridades, resultó siendo una práctica utilizada en muchas ocasiones por los comercios electrónicos.

El fin de estos comercios que están enviando estos paquetes podría ser el de falsificar reviews positivas de estos productos que han estado enviando con los nombres de estas personas.

La oficina del condado Tazewell, Virginia, ha recomendado a sus habitantes que quienes estén recibiendo estos paquetes que no solicitaron, sólo los tiren a la basura.

El peligro de estar en la web

Si bien, podría tratarse de brushing, lo más peligroso de todo esto es que desconocidos accedan a información de estas personas, como número telefónico, nombre y dirección, sin su autorización, lo que sin duda muestra una vez más lo expuestos que se puede estar en Internet.

Es por esto que siempre se debe tener cuidado con lo que se comparte en la web, porque nunca sabemos quién puede estar observando.