La pandemia del coronavirus está a punto de conseguir un total de 21 millones de contagiados en el mundo. Asimismo, ya contabiliza más de 760 mil fallecidos por su causa.

Mientras esta aumenta desmedidamente en el continente americano, varios países de Asia y Europa han iniciado reaperturas dentro de su territorio debido al descenso de casos en sus respectivas naciones. Sin embargo, ahora una segunda ola de COVID-19 parece estar más cerca que nunca y los brotes han empezado a aumentar tanto en tamaño como en cantidad.

Ante una situación como esta, cada nación está intentando tomar sus medidas. Entre ellas se encuentra España, que fue una de las más afectadas en Europa por el coronavirus entre abril y mayo.

Hacía poco habría decidido reanudar algunas actividades, pero ahora toma nuevas medidas de restricción, todo con la finalidad de evitar volver al preocupante estado en el que se encontraba a inicios de este año.

Las prohibiciones

El Ministerio de Sanidad ha anunciado a través de su ministro representante, Salvador Illa, nuevas medidas restrictivas diseñadas para frenar la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2. Entre estas, las que más se han destacado son dos prohibiciones que podrían entrar en vigencia muy pronto.

La primera atañe a los fumadores ya que a partir de ahora no se podrá fumar en ningún espacio de la vía pública o en espacios al aire libre en general. Esta prohibición no solo abarca a los cigarrillos convencionales, sino que aplicará para cualquier dispositivo de inhalación con el que se consuma tabaco. Las únicas posibles excepciones a esta normativa serán las impuestas en Galicia o Canarias, puesto que estas permitirán fumar en exteriores si se pueden garantizar con seguridad los 2 metros de distancia entre personas.

Por su parte, la segunda medida ha ido hacia los centros de recreación y ocio nocturno. Con la aplicación de estas medidas, discotecas, salas de baile, bares de copas y afines tendrán prohibido abrir sus puertas hasta nuevo aviso.

¿Por qué justamente esto espacios?

Illa ha reconocido que los centros de ocio nocturno no son las principales fuentes de contagio en comparación con otros entornos familiares o sociales. No obstante, por sus características multitudinarias, los contagios suelen ser más extendidos y difíciles de rastrear. Por lo que, ante un posible regreso del virus, por ahora la medida más segura es mantener sus puertas cerradas.

Decisión unánime

Estas medidas se discutieron entre el Consejo Interritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y las comunidades autónomas (CCAA) de España. Luego de que se presentara la propuesta, cada una de las medidas incluidas fue aprobada por unanimidad. Por lo que, estas se aplicarán sin falta en todo el territorio español.

Una “primera vez” para CISNS y las CCAA

Un detalle particular que el ministro se ha encargado de señalar es que esta se trata de la “primera vez” que ambas figuras trabajan juntas y en una misma dirección en cuanto a temas de salud pública. Asimismo, resalta que esta primera colaboración ha dado como fruto una decisión “unánime” lo que habla de cómo todos se encuentran en la misma página y persiguen una meta común.

España no se encuentra aún en un punto crítico

[La situación actual de España y el coronavirus] No es a mi juicio comparable con marzo y abril, en presión hospitalaria la situación es completamente distinta pero no podemos permitir que haya un aumento de casos, por eso tomamos estas medidas hoy”, ha comentado Illa.

Los números que habían venido en descenso han comenzado a aumentar en las últimas semanas. En estos momentos, España contabiliza más de 333 mil contagiados y 28 mil fallecidos a causa del coronavirus.

Por este motivo, se ha aprobado todo un conjunto de once medidas y tres recomendaciones destinadas a reforzar los controles. Además de las normas ya mencionadas, también se reforzarán las medidas relacionadas con centros sociosanitarios, hoteles, bares, restaurantes y demás centros de recreación diurna, así como también con eventos multitudinarios.