La búsqueda de medicamentos capaces de curar el COVID-19 se encuentra en la actualidad a toda máquina. Por los momentos, además del Remdesivir, no se ha probado por completo la utilidad de ningún otro medicamento.

Actualmente existen variadas alternativas tanto ya probadas contra otras enfermedades, como en fase experimental. Incluso, algunas otras son de origen principalmente natural. No obstante, no ha habido tantos avances en esta área como se desearía.

Ahora, variadas investigaciones parecen apuntar a otra posible solución en dos medicamentos experimentales diseñados para felinos. Ya que, al parecer, sus componentes –trabajados para atacar variantes de coronavirus que afectan a los gatos– también podrían ser efectivos contra el SARS-CoV-2.

El coronavirus entérico felino

En un principio, buena parte de los felinos pueden encontrarse con casos de coronavirus entérico felino. Este se trata de una condición que afecta el tracto intestinal de los gatos. Sin embargo, según lo dicho por la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell rara vez genera síntomas. Por lo que la detección de este se vuelve complicada. Sin embargo, hasta este punto no se trata de una condición que ponga en riesgo la vida del animal.

Ahora, el panorama cambia si el coronavirus llega a mutar dentro del organismo del felino. Por lo general, esto ocurre en por lo menos 1 de cada 10 gatos. Con su cambio de estructura, el coronavirus se vuelve mucho más eficiente al obtener la capacidad de infectar células inmunitarias específicas.

Con este cambio, la infección deja de ser localizada para extenderse por todo el cuerpo y provocar una notoria reacción: inflamación. Es este último estado de infección, conocido como “virus de la peritonitis infecciosa felina” se caracteriza por la gravedad de los procesos inflamatorios que, si no son tratados, pueden tener consecuencias fatales para la criatura.

La nueva posibilidad: los medicamentos para felinos

Al igual que con en el caso de los medicamentos para humanos, hacer medicinas para virus de ARN en animales no es tan sencillo. Debido a la alta tasa de mutabilidad de este tipo de virus es difícil el generar compuestos que sean efectivos en todos los casos y durante largos periodos de tiempo. Por este motivo estos también se encuentran en constante desarrollo y actualización.

Para esta vez, se han puesto en la mira dos posibles medicamentos que se están probando para combatir el virus de la peritonitis infecciosa felina. Uno de estos es conocido como GC376 y ha mostrado en ensayos ser útil contra el SARS y el MERS. Por otra parte, al segundo se lo reconoce como GS-44152 y se destaca por ofrecer una efectividad parecida a la obtenida por el Remdesivir en humanos.

La acción del GC376

En principio, el medicamento GC3796 parece ser una opción prometedor ya que ataca a la enzima clave, proteasa M de los coronavirus. De hecho, según investigación publicada en PLOS Pathogens en el 2016 ya se han mostrado resultados positivos de este contra los virus SAR-CoV y MERS-CoV. Un par que atacó a los humanos en las últimas dos décadas.

En ambos casos, el medicamento ha sido capaz de neutralizar la acción de la proteasa M. Debido a esto, el coronavirus pierde la capacidad de multiplicarse. Por lo que, este ya no puede seguir infectando al organismo ni contagiando a otros individuos.

Igualmente, este año una investigación publicada en Cell Research probó su capacidad de neutralizar el SARS-CoV-2 en tubos de ensayo. Igualmente, el también ofreció resultados positivos al ser probado con células de mono. Ahora, para conocer verdaderamente su efecto, sería necesario medir su desempeño en humanos, un punto que todavía queda pendiente.

El funcionamiento del GS-441524

Por otra parte, el medicamento GS-441524 también llama la atención gracias a sus similitudes con el Remdesivir. Debido a estas, en teoría, se espera que este sea también capaz de disminuir el tiempo de recuperaciónde los pacientes hospitalizados por COVID-19.

En este caso, este medicamento se destaca por su capacidad de detener la replicación de las moléculas de ARN. De este modo, el capaz de frenar la propagación del virus mientras que los procesos naturales de replicación de células de ADN humano en el organismo no se ven afectados.

Una reciente investigación presentada en Cell Reports se ha enfocado en probar la efectividad del medicamento para gatos contra el SARS-CoV-2 específicamente. Luego de esta, se comprobó que fue altamente efectivo tanto deteniendo al coronavirus tanto en células humanas como células de primates –ambas cultivadas en laboratorio–.

¿Funcionarán en humanos?

En ambos casos se han realizado estudios en los que se intenta conocer su utilidad específica contra el SARS-CoV-2. Por los momentos, los resultados parecen prometedores a ser capaces ambos de impedir que el coronavirus se replique en las células. Pero, aún queda mucha investigación por delante antes de dar respuestas definitivas. Además, ninguna de estas podrá ser oficial hasta qua la FDA (Foods and Drugs Administration), de Estados Unidos, apruebe los medicamentos.

Hasta los momentos, ninguno de estos medicamentos ha sido directamente probado en humanos. Por lo que, toda la información obtenida hasta ahora ha surgido solo de pruebas de laboratorio y ensayos con modelos animales.

A pesar de estos, lo prometedor de los datos podría ser un incitador para que los esfuerzos de investigación se posicionen sobre este par de medicamentos. Sobre todo ahora que una posible segunda ola de COVID-19 amenaza al mundo. En caso de que todas las investigaciones den resultados positivos, pronto se podría comenzar la distribución de las medicinas y muchas más vidas se salvarían del mortal alcance de la pandemia.

Referencias:

Reversal of the progression of fatal coronavirus infection in cats by a broad-spectrum coronavirus protease inhibitor: https://doi.org/10.1371/journal.ppat.1005531

Boceprevir, GC-376, and calpain inhibitors II, XII inhibit SARS-CoV-2 viral replication by targeting the viral main protease: https://doi.org/10.1038/s41422-020-0356-z

The nucleoside analog GS-441524 strongly inhibits feline infectious peritonitis (FIP) virus in tissue culture and experimental cat infection studies: https://doi.org/10.1016/j.vetmic.2018.04.026

Efficacy and safety of the nucleoside analog GS-441524 for treatment of cats with naturally occurring feline infectious peritonitis: https://doi.org/10.1177/1098612X19825701