Los últimos meses han estado llenos de polémica en los Estados Unidos. La cercanía de las elecciones presidenciales, las revisiones a los grandes de la tecnología por parte del Congreso, la situación cada vez más grave del coronavirus y las presiones para reabrir los colegios al inicio de este año escolar son apenas algunos de los eventos que han estado rondando al territorio.

Por si fuera poco, una nueva polémica terminó de desatarse este primero de agosto, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que prohibiría TikTok en el territorio estadounidense. Desde ese instante, los rumores que han rodeado a la Casa Blanca, a la red social de videos cortos y a su subsidiaria china, ByteDance, solo han sabido crecer.

Como principal motivo para el baneo de TikTok, se ha hablado de preocupaciones por la seguridad naciones. Sin embargo, esta ha sido solo una de las razones por las que Trump ha prohibido TikTok. Desde ese polémico fin de semana, muchas nuevas líneas se han desarrollado alrededor de TikTok y el gobierno estadounidense que hacen ver que, por esta vez, parece que las amenazas de Trump verdaderamente llegarán hasta las últimas consecuencias.

TikTok y WeChat suspendidos en los Estados Unidos

Como un nuevo comprobante de las intenciones de Estados Unidos, dos grandes anuncios se han hecho recientemente. Por un lado, la Casa Blanca ha conformado el proyecto de “red limpia” con el que pretenden construir un “Gran Firewall” al estilo de China para dejar las aplicaciones y servicios de tecnología de este mismo país asiático fuera de los espacios estadounidenses.

Asimismo, este 6 de agosto el presidente Trump también firmó órdenes ejecutivas que arremetieron directamente contra TikTok y el equivalente chino de WhatsApp, WeChat. Según estas nuevas legislaciones, ninguna de las apps tendrá permitido operar en los Estados Unidos.

Obligadas a vender

Sin embargo, la prohibición ha venido con una cláusula que podría hacer que los usuarios conserven el servicio, pero que implicaría la separación de este de sus afiliaciones con China. Las órdenes ejecutivas les han dado a ambas aplicaciones hasta el 15 de septiembre para vender sus “extensiones regionales” a una compañía estadounidense.

De este modo, ambas podrán seguir operando en el territorio, pero tendrán que cortar por completo sus lazos con China. Por los momentos, no parece que WeChat esté haciendo movimientos en pro de esta meta. Sin embargo, TikTok sí parece estar interesada en sacar adelante este trato.

La cacería comienza, ¿quién se quedará con Tiktok?

De hecho, para estos momentos, se habla de que ByteDance ha aceptado el ceder el control de TikTok solo en el territorio de Estados Unidos, a cambio de que se le deje seguir operando allí. Ante cada acusación, la red social (cuya sede principal de encuentra en California) ha declarado que no intercambia información de sus usuarios con ByteDance ni mucho menos con el gobierno chino. Algo de lo cual, hasta la fecha, no se ha podido demostrar lo contrario.

No obstante, como estas acusaciones son las que han llevado a TikTok al borde del exilio, tanto la red social como ByteDance han estado de acuerdo en separarse. De este modo, TikTok comenzaría a ser manejado por una empresa nativa en Estados Unidos y continuaría bajo el control de ByteDance en el resto del mundo.

Con menos de una semana desde que esta orden se hizo pública, TikTok ya cuenta con dos posibles compradores: Twitter y Microsoft. Cada uno de ellos es un grande en su área de negocios y se beneficiaría enormemente de la compra de la app. Pero, no se sabe si finalmente se podrá llegar a un acuerdo para adquirir la empresa valuada en al menos 10 mil millones de dólares antes de que se acabe el plazo ofrecido por Trump.

¿Twitter podría comprar TikTok?

La energía y jocosidad de los videos de TikTok han hecho que esta red social de creación china sea vista como una sucesora espiritual de la popular: Vine. Esta fue realmente la primera plataforma que utilizó y popularizó los videos cortos como la base de sus contenidos.

Inició como una creación independiente que luego fue adquirida por Twitter. Su funcionamiento se cortó entre el 2016 y el 2017, cuando la red social decidió suspender los servicios de Vine y cerrar la plataforma.

Ahora, años más tarde, la red social valuada en al menos 30 mil millones de dólares parece estar interesada en adquirir TikTok también. Sin embargo, no se tiene claro el uso que buscaría darle a la red social ni las metas que se tendrían con ella a futuro. Además, el recuerdo de lo que ocurrió con Vine crea un panorama particularmente desfavorable para la app si termina por volverse propiedad de Twitter.

Microsoft – El contendiente más fuerte

A pesar de que tanto Twitter como TikTok son redes sociales –lo que las hace inicialmente más compatibles como negocio–, Microsoft parece ser el contendiente más fuerte en la competencia por quedarse con la popular red social de videos cortos.

Con la cuenta regresiva ya iniciada, Microsoft cuenta con poco tiempo para culminar sus negociaciones con TikTok. De lograrse, la empresa podría dar con una plataforma que potenciaría sus capacidades de promoción y le permitiría obtener muchas ganancias a través de anunciantes.

Sin embargo, no todo sería tan perfecto. De hecho, el propio Bill Gates ha comentado que la compra de TikTok podría ser un “cáliz venenoso” para Microsoft. Esto debido a que con la adición de la red social a sus filas, también llegarían nuevas responsabilidades por las que estas actualmente son altamente juzgadas, como el manejo de contenidos en las plataformas y la regulación de contenidos, políticos, violentos o pornográficos, entre otros, dentro de ellas.

Es claro que todas estas serían grandes complicaciones para la compañía que ha estado más enfocada en los servicios empresariales que directos al consumidor. Pero, tanto por su tamaño como por su fuerza de trabajo, esta sería una de las pocas empresas capaces de hacerle frente a tal desafío.

¿Se puede dividir una red social?

Un detalle particular que añade un poco de dificultad a la compra es que ninguna de las empresas busca comprar la totalidad de TikTok, sino sus servicios regionales. Para el caso de Twitter, sería solo en Estados Unidos; mientras que para Microsoft la compra sería para EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Hasta la fecha, nunca se ha hecho algo como dividir una red social por regiones. Ni siquiera China, conocida por el fuerte control que tiene sobre el manejo de información en la web dentro de su territorio, ha hecho algo como esto. En su caso, solo ha creado equivalentes: como Weibo para Twitter y WeChat para WhatsApp. Por lo que, no está claro si es siquiera posible una división de este estilo. Es en parte por esta complicación que las negociaciones podrían entorpecerse mucho antes de comenzar a fluir en este intento apresurado por conservar las funciones de TikTok en el territorio estadounidense.

Si TikTok desaparece, ¿quién se alzará en su lugar?

Hay mucha más competencia de la que parece y no solo Reels de Instagram y Facebook está detrás del premio que sería obtener el lugar de TikTok en las vidas de los usuarios estadounidenses. Por lo que parece, solo en Estados Unidos hay 80 millones de usuarios que ingresan a la plataforma diariamente. Asimismo, mensualmente la visitan al menos 100 millones solo en EE.UU.

Los rumores de su salida, cada vez más reales a falta de una determinación clara con respecto a una posible adquisición de la red social, han hecho que tanto sus usuarios como sus creadores de contenido (los tiktokkers) busquen otras alternativas para suplantar a la plataforma que en cualquier momento podría desaparecer.

Por esto, tan solo en este último mes las descargas de otras aplicaciones que imitan directamente a TikTok o se asemejan a este se han magnificado. Muchos usuarios han corrido a estas para salvar sus “usernames” y mantener la misma identidad en todas las plataformas (ya que aún no está claro cuál de ellas sería la verdadera sucesora de TikTok).

¿Reels ganará la contienda?

Vía: Freepic.

En medio de toda esta polémica, la nueva función de Instagram, Reels, una abierta copia a la estructura de TikTok, se ha lanzado oficialmente en los Estados Unidos. En competencia directa con la app, Reels ya tenía una oportunidad de hacer con TikTok lo mismo que Instagram y sus “stories” hicieron con Snapchat en su momento.

Pero, ahora que TikTok camina por una cuerda floja y hay una gran posibilidad de que salga del juego, se han multiplicado las posibilidades de Reels de coronarse como la nueva red social de preferencia de los jóvenes –una meta que Facebook persiguió infructuosamente con la ya cancelada Lasso–.

¿Snapchat renacerá de entre las cenizas?

Por otro lado, este julio Snapchat liberó una nueva función que permite compartir música a través de los ya conocidos videos y mensajes cortos de la plataforma. Esta función no parece ser directamente una copia de TikTok ni parece buscar llegar a exactamente el mismo público.

Después de todo, no ofrece elementos cruciales como un feed para poder descubrir los videos de los creadores de contenido o la posibilidad de ver las creaciones de personas que hayan utilizado una misma canción. Snapchat ha mantenido una perspectiva que implica compartir música con los “verdaderos amigos” de los usuarios, en lugar de hacerlo de forma masiva.

Aun así, a pesar de que no se trata de un avance directo, la salida de TikTok podría darle a Snapchat el suficiente espacio y atención que requeriría para crecer. Además, su estructura mucho más favorable para los sellos discográficos (al promoverlos junto con los datos de la canción de cada artista) podría hacer de su repertorio musical un elemento notorio y llamativo para los usuarios en busca de un nuevo hogar digital en el que crear contenidos.

Hay muchos más tiburones en este tanque

Apps de izquierda a derecha: Triller, Byte (ícono morado), Clash y TikTok.

Sin embargo, los grandes no son los únicos interesados en el lugar de TikTok. De hecho, otras apps menos reconocidas que ofrecen los mismos servicios que la red social china podrían aprovechar este como su momento para brillar.

Entre los más fuertes contendientes dentro de esta clasificación podemos nombrar a Byte, Triller, Clash y Zynn. A la cabeza de esta impulso ha estado Byte, quien obtuvo 1.2 millones de descargas en Estados Unidos durante el último mes. Siguiéndola de cerca ha estado Triller con 700 mil descargas y luego Clash con 200 mil.

Por su parte, Zynn llegó a estar incluso por encima de TikTok en la App Store ya que ofrecía pagos a sus usuarios por consumir contenido. Tanto esta plataforma como Google Play la banearon por estas acciones, motivo por el cual Zynn se encuentra reformulando esa estructura. No obstante, ni siquiera este traspié impidió que alcanzara más de 400 mil descargas en este último mes.

Por los momentos, no se sabe si TikTok como red social solo se transformará o si desaparecerá por completo de las vidas de los estadounidenses. Sin embargo, lo que sí queda claro es que este se trata de un antes y un después tanto para la red social como para sus usuarios. Pase lo que pase, luego de esta tormenta, TikTok ya no será la misma.