En la opinión del doctor Rebel Cole, experto en manejo e interpretación de datos y profesor de finanzas en la Facultad de Negocios de la Universidad Atlántica de Florida (FAU), la tasa diaria de casos confirmados de COVID-19 en el estado de Florida, una métrica clave que impulsa las decisiones económicas y de política pública, ofrece una imagen distorsionada del efecto que el virus está teniendo en todo el estado.

El experto señaló que la tasa diaria informada por el estado es engañosa porque es muy volátil y se basa en pruebas que se realizaron durante las dos semanas anteriores en lugar de durante las últimas 24 horas.

Verdadera prevalencia

Debido a que es un promedio de pruebas realizadas entre un día y dos semanas atrás, no es la métrica oportuna que la mayoría de la gente asume. Pero la tasa informada está aún más sesgada porque el estado centra sus esfuerzos de prueba en “puntos críticos”, áreas que se sabe que contienen altas concentraciones de casos positivos.

El profesor Cole ofrece tres formas de remediar estas deficiencias, la más simple es confiar en un “promedio móvil” de la tasa de los últimos siete días. Esto suavizaría la variabilidad y aclararía la tendencia para que los responsables políticos tomen decisiones.

El doctor Cole señala que la mejor manera de rastrear la progresión de un virus es a través de pruebas de vigilancia, ya que ofrece una estadística mucho más confiable.

En complemento, el experto recomienda que los funcionarios estatales esperen hasta tener los resultados de la mayoría de las pruebas administradas en un día determinado antes de calcular el porcentaje diario de resultados positivos para ese día, y finalmente, que el índice se calcule a partir de un muestreo aleatorio de personas en cada condado –una técnica llamada pruebas de vigilancia– que indicaría mejor la verdadera prevalencia de la infección coronavírica entre la población de cada condado.

Un recurso informático

Al respecto, el doctor Cole señala que la mejor manera de rastrear la progresión de un virus es a través de pruebas de vigilancia. Eso ofrece una estadística mucho más confiable para usar en la toma de decisiones, pero no es lo que las autoridades están haciendo.

Debido a que es un promedio de pruebas realizadas entre un día y dos semanas atrás, la tasa diaria de casos confirmados de COVID-19 no es la métrica oportuna que la mayoría de la gente asume.

A fin de ofrecer al público una imagen más clara de la pandemia de coronavirus en Florida, Cole y Jon Taylor, estudiante de doctorado en la FAU, desarrollaron el COVID-19 Florida Tracker, un recurso informático que presenta una variedad de gráficos creados a partir de datos públicos del estado.

En contraste, las autoridades locales y estatales siguen utilizando la defectuosa tasa porcentual positiva diaria para tomar decisiones de política económica sobre qué actividades permiten reabrir en cada condado.

En última instancia, señala el profesor Cole, los comisionados y alcaldes de los condados no pueden tomar las decisiones correctas si no disponen de los mejores datos posibles. Se basan en este positivo diario defectuoso que puede ser terriblemente engañoso.

Referencias:

Covid-19 Florida Tracker, College of Business Florida Atlantic University, 2020. https://business.fau.edu/covidtracker/

Expert: Covid-19 Decisions Based on Potentially Misleading Statistic. Florida Atlantic University, 2020. https://bit.ly/31KhshQ