Con la pandemia del coronavirus recién cumpliendo 6 meses desde que fue declarada por primera vez, en el mundo ya se alzan variadas candidatas a vacunas que prometen inmunizar a la población contra el escurridizo virus.

Hasta ahora, ninguna de ellas ha completado todas las fases de ensayos clínicos ni ha comenzado su distribución. Sin embargo, ya muchas se pintan como una apuesta segura. Por esto, una preocupación que ha comenzado a surgir tiene que ver con la disponibilidad que habrá de estas vacunas una vez alguna sea oficializada.

Por esto, países como Japón ya han hecho tratos para asegurar vacunas para al menos una parte de su población. Ahora, Suiza ha seguido los pasos de la nación nipona, pero no ha hecho el trato con el mismo proveedor.

Suiza compra a Moderna 4.5 millones de vacunas contra el COVID-19

La Oficina Federal de Salud Pública de Suiza ha anunciado este jueves que ha hecho un trato con la farmacéutica estadounidense, Moderna. Esta ya se encuentra en la fase 3 de sus pruebas (que incluyen a 30 mil voluntarios) y recientemente reveló los prometedores resultados de su fase 1.

En caso de que todo salga bien con esta vacuna, se espera que ella pueda iniciar su producción en masa para septiembre de este año. Asimismo, es posible que sus primeras dosis estén llegando al mundo a finales del 2020 o a inicios del 2021.

Sin embargo, por los momentos esto se trata solo de una posibilidad. Pero, para poder tener la seguridad, Suiza ya ha adquirido 4.5 millones de dosis del primer lote que produzca la empresa.

“El gobierno federal quiere garantizar que la población suiza tenga acceso rápido a una vacuna contra el COVID-19 segura y efectiva”, ha dicho en su informe.

Por ahora, Suiza se ha convertido en uno de los primeros países interesados en firmar oficialmente un acuerdo con Moderna. Hasta estos momentos, el monto total de la compra no ha sido revelado.

2.25 millones de personas serán atendidas

A pesar de que la compra es de más de cuatro millones de vacunas, la cantidad verdadera de personas atendidas será poco mayor a dos millones. Esto debido a que se estima que la vacuna deberá ser colocada en dos dosis para que ofrezca su mejor efecto.

Aproximadamente el 25% de la población de suiza estará inmunizada

Aun así, la compra del gobierno suizo se trata de una mejora significativa que traerá seguridad a al menos una cuarta parte de su población. En total, la nación suiza tiene poco más de 8 millones de habitantes. Por lo que, ser capaces de cubrir a más de 2 millones en la primera ronda, será un gran avance para la nación. De este modo, podría mantener alcanzar una vuelta a la normalidad de forma más rápida y eficiente.

Este no ha sido el único trato

Pero, a pesar de que el trato con Moderna ya es una buena opción, la verdad es que este no ha sido el único realizado por el gobierno federal suizo. De hecho, se dice que ya ha invertido unos 300 millones de francos suizos en tratos con otras empresas fabricantes de vacunas también.

De este modo, podría especularse que el país alpino busca tener a toda su población cubierta. Pero que, a falta de una opción definitiva, parecen estar tratando de asegurar una parte de las mejores alternativas. Todo de forma que puedan acceder al candidato más adecuado sin problemas cuando verdaderamente llegue el momento.

¿Y la distribución equitativa?

“Al mismo tiempo, Suiza apoya proyectos multilaterales para la distribución equitativa de una futura vacuna”.

Esta ha sido otra de las declaraciones que ha llegado en el mismo documento en el que Suiza hace saber de su alianza con Moderna. En general, se ha hablado de que, una vez la vacuna esté lista, será necesaria la cooperación internacional para asegurar una verdadera distribución equitativa de esta.

Estas compras anticipadas, desde un punto de vista, podrían verse como un obstáculo para este fin. Por esto es que Suiza se ha tomado un momento para aclarar que, mientras trabaja para ofrecer la vacuna a sus ciudadanos, también colabora en esfuerzos para permitir que esta llegue igualitariamente al resto del mundo.