¿Pensando cómo incrementar tus ventas durante la pandemia del coronavirus? No eres el único. Una vez concluyeron los peores meses de la enfermedad en nuestro país, muchas marcas y empresas comenzaron a idear maneras de incrementar sus ingresos en un ambiente sensible e inestable.

Si bien atender al público local en plena amenaza de recesión parece poco rentable, estaría comenzando a posicionarse una estrategia que solía estar reservada para los grandes competidores: la internacionalización.

¿Qué es la internacionalización?

De acuerdo a la Cámara de Comercio de Sevilla, la internacionalización de un negocio o empresa es el proceso de iniciar operaciones en un país distinto. No se trata necesariamente de tener una estructura completa (sede, equipo humano, logística) en dicho país, sino iniciar el proceso de rentabilización de este mercado.

El proceso implicará el desarrollo de una estrategia de negocio basada en estudios exhaustivos sobre el comportamiento del mercado destino, y en la inversión de recursos para hacer ejecutar dicha estrategia. Los objetivos de esta pueden ser muchos y muy variados, sin embargo, entraremos en estos más adelante.

Finalmente, la Cámara explica que este proceso no es estático ni se desarrolla de forma inmediata, sino que se irá materializando a lo largo del tiempo y mediante distintas fases que tendrán un efecto directo dentro de la estructura de la organización, incluyendo cambios sustanciales en su funcionamiento, la estructura y las operaciones.

¿Por qué internacionalizar un negocio?

Aunque la idea de internacionalizar tu negocio haya revoloteado tu mente desde hace unos meses, aún no sabes por qué hacerlo. No existe una sola respuesta, así que vamos a listar cuáles son los principales beneficios de comenzar a expandir una empresa más allá de las fronteras de tu país:

  • El primer beneficio, y tal vez el más claro, es que te permite incrementar significativamente el alcance de tu negocio, y por ende el número de clientes. Se trata de una manera de extender las fronteras de tus posibles ganancias.
  • Internacionalizar una empresa conlleva un proceso de crecimiento y formación importante, lo que te ayudará a tener una mejor idea sobre lo que es manejar un negocio. Hacerlo exitosamente les dará a ti y a tu equipo una serie de habilidades que antes no poseían.
  • Una empresa que opera internacionalmente se encuentra en una mejor posición para crear alianzas comerciales, cuenta con una reputación más sólida, y obtiene un estatus del que solo un grupo selecto puede alardear.

Aunque un proceso de internacionalización débil puede traer una serie de complicaciones capaces de poner en peligro las finanzas y la estructura de la empresa, la realidad es que siempre se podrán cosechar beneficios por comenzar a vender al exterior, especialmente en momentos de crisis en los que los consumidores internacionales pueden volverse más rentables que los locales.

¿Cómo internacionalizar un negocio?

El proceso de internacionalización es complejo y puede tomar mucho tiempo, además de variar de acuerdo a cada empresa y mercado. Aún así, instrucciones generales de diferentes fuentes especializadas afirman que este debe iniciar con un estudio interno en el que se hagan preguntas clave sobre la capacidad de adaptación de la empresa, los recursos disponibles, y la calidad de nuestros productos.

Más adelante debe estudiarse el mercado destino, estudiar requerimientos legales, estado político y social, variables macro y microeconómicas, estudiar el público objetivo, y nuestra capacidad de crear presencia en dicho país. Una vez adentrados en el mercado, es necesario recabar datos, analizarlos, y tomar acciones de acuerdo a estos.

En la actualidad el proceso de internacionalización se puede iniciar de forma sencilla: con tan solo crear una tienda online es posible comenzar a vender directamente a otros mercados. Aunque sea una forma básica de internacionalización, también obligará a realizar cambios estructurales y comerciales para atender esta nueva demanda.

El consumo Online durante la pandemia

Si bien según datos de un estudio continuo de Doofinder el tráfico online ha crecido más de 20% en España, la realidad es que las finanzas de los habitantes estarían cada vez más limitadas, lo que significa que este crecimiento en el uso de Internet como canal de ventas no sería suficiente para una empresa que busque crecer exponencialmente.

Es por eso que la mejor forma de internacionalizar un negocio actualmente sería a través del comercio electrónico. Así, el e-commerce para emprendedores ya no solo se enfocará en la creación de una tienda digital de alcance nacional, sino de iniciar de forma paralela un proceso de venta al extranjero.

Ahora que conoces la importancia de internacionalizar tu negocio y los pasos básicos para lograrlo, es momento de que comiences a estudiar las necesidades, fortalezas y debilidades de tu negocio para comprender si es el paso ideal para su crecimiento. El proceso no será sencillo, pero podría traer beneficios incalculables.