Es oficial, a pesar de las críticas y peticiones de los creadores, Netflix permitirá a cualquier usuario de Android acelerar la velocidad de las producciones, para que el suscriptor pueda elegir si ver las películas y series en formato más lento (0.5x – 0.75x) o en un formato más rápido (1.25x – 1.5x).

La función que el gigante del streaming estaba probando desde 2019 está disponible, por los momentos, solo para los usuarios de dispositivos Android. Comparado con YouTube, Netflix está ofreciendo menos opciones, pero, de igual forma, están complaciendo las peticiones de sus suscriptores que tenían tiempo pidiendo la inclusión de los botones.

Si bien la función no se quedará guardada, es decir, que cada vez que un suscriptor desee ver un título deberá especificar en qué velocidad desea verlo, podemos especular que los usuarios que pedían a gritos la inclusión de estas opciones deben estar más que complacidos.

Sin embargo, no todo puede ser color de rosas, ya que, aunque los usuarios estén contentos, los creadores, productores y directores, de nuevo, se sienten menospreciados por Netflix. Así como ocurre con su función de “saltar los créditos” u “omitir intro”, quienes son responsables de las producciones sienten que la plataforma solo complace a sus suscriptores, pero no demuestra respeto por el trabajo realizado.

Desde el 2019, personalidades como Aaron Paul, Brad Bird y Judd Apatow utilizaron sus redes sociales para expresar sus comentarios en contra de la función que Netflix pretendía activar, asegurando que “los distribuidores no pueden cambiar la forma en que se presenta el contenido”.

Por lo mismo, Netflix trata de ser lo más claros posibles con su nueva herramienta y especifican que la calidad del contenido no se verá afectada, o, por lo menos así lo aseguró un portavoz de la compañía de The Verge.

“Hemos tenido en cuenta las preocupaciones de algunos creadores. Es por eso que hemos limitado el rango de velocidades de reproducción y exigimos a los miembros que varíen la velocidad cada vez que ven algo nuevo, en lugar de corregir su configuración en función de la última velocidad que usaron”.

Es comprensible que los creadores, productores y directores se nieguen a cualquier función que limite la calidad de sus creaciones, más bien, con más razón personalidades como Christopher Nolan se niegan a entregar sus títulos a plataformas que no sean las salas de cine.

Por su parte, Netflix también se defiende al asegurar que la función ayuda a los usuarios que padezcan de dificultades auditivas y de visión, como lo afirma Keela Robison –vicepresidenta de innovación de productos de Netflix–.

“La característica ha sido muy solicitada por los miembros durante años”, escribió Robison. “Lo más importante de todo es que nuestras pruebas muestran que los consumidores valoran la flexibilidad que proporciona, ya sea para volver a mirar su escena favorita o ralentizar las cosas porque están viendo subtítulos o tienen dificultades auditivas”.

Tanto la Asociación Nacional de Sordos como la Federación Nacional de Ciegos aprobaron la actualización de la plataforma. Por ahora, Netflix no ha confirmado para qué momento estará disponible la función para ios y la versión web, o, para la aplicación para TV del servicio.