Crédito: OpenSource.com

En el ecosistema tecnológico existen dos tipos de personas: los que usan el software privativo y los que prefieren ‘Open Source’, si bien, cada una de estas muestra un universo de posibilidades, la mayoría -actualmente- conoce el software privativo, es decir aquel que promueven compañías como Microsoft y su sistema operativo Windows o Adobe con Photoshop, AI entre otros. En otras palabras, los programas que suelen usar, pero que requieren de una licencia o firma propietaria para ser instalados en tu computador son los que entran en el grupo de software privativo.

Pero lo cierto es que hay una “realidad paralela” en torno a esto y es lo que conocemos como ‘Open Source’ o Código abierto, que son aplicaciones que no requieren de una licencia o permisos pagos para ser instalados o utilizados, por ejemplo, herramientas como WordPress, framerworks como Angular, herramientas de diseño como GIMP o InkScape, que si bien cuentan con una licencia, no debemos pagar por ellas para usarlas.

¿Por qué Open Source?

Es asequible y accesible

Una de las principales razones es porque el software de código abierto es libre y es sostenible, es decir en el sentido de que cualquiera podría colocar su proyecto a disposición y este sin duda podría crecer si decide que varios colaboradores trabajen sobre esta base de código, dando mayor alcance a las herramientas.

La facilidad de compartir los proyectos con miles de personas, permiten que estos puedan crecer y tomar diferentes formas, además de que la comunidad Open SOurce es una de las más grandes a nivel mundial, por lo que todo lo que te permitas desarrollar sin duda tendrá solución.

Esto permite que el Open Source, tenga menos costos de desarrollo que un software privativo que debe valerse de personal dedicado a la tecnología y a su software para desarrollarlo, sin mencionar los bajos costos en licencias e implementación.

 

TodoLinux

Menos propensos a errores

Este es un tema de discusión entre la comunidad de código abierto y la comunidad de software privativo que actualmente sigue algunos principios Open Source, sin embargo, a lo largo de los años se ha demostrado que muchas herramientas de software privativo cuentan con ciertos errores que no encontramos en los programas de código abierto –si no me creen, pregúntale a la pantalla azul de Windows– y esto se debe también al punto anterior.

Pues al crear un software al que solo tienen acceso pocas personas, se reduce la curva de aprendizaje, así como la capacidad para detectar y depurar errores, si bien, las empresas de software cuentan con departamentos de Control de Calidad, no se compara con el hecho de poner un código a disposición de toda una comunidad que podrá rehacerlo o romperlo según sea el caso, con el fin de mejorarlo.

Software y estructuras modernas

Básicamente estas ventajas están ligadas a la capacidad de portabilidad del código abierto, pues, debido a esto, cuenta con millones de desarrolladores a nivel mundial que acceden a diferentes tecnologías y patrones de diseño y desarrollo que se mantienen actualizados, con flujos de desarrollo que se renuevan cada día.

Asimismo, estos flujos de trabajo se capturan y exponen de forma natural,  son asíncronos y sin bloqueo (los contribuyentes pueden experimentar rápidamente sin aprobación previa). Esto permite al Open Source ser mucho más innovador y el hecho de que grandes empresas lo utilicen sin duda es prueba de ello.

Calidad y mejores prestaciones

Sin duda el contar con un software innovador, accesible y al alcance de una amplia comunidad de desarrolladores, les permite crear herramientas de calidad, que buscan a crear software estable, corrigiendo fallos y añadir mejoras a nivel de experiencia de usuarios.

Asimismo, estas soluciones de software también están diseñadas para cubrir las necesidades de los usuarios y debido a su alcance, también cuentan con las mejores prestaciones a la alternativa de software privativo.

Escalabilidad

La diferencia entre un software propietario y el software de código abierto, también radica en que el primero se desarrolla para cubrir la necesidad de algún segmento del mercado, mientras que el Open Source, se construye en base a las necesidades o requerimientos específicos del cliente.

Debido a que está al acceso de todos, nos permite desarrollar herramientas y soluciones de software a medida, que sabemos podría ser mejorado u optimizado por otro equipo de desarrolladores en el futuro.

Seguridad

Otra de las grandes ventajas de las herramientas Open Source, es que estas soluciones son mucho más transparentes por lo que permite interactuar con el código y evaluar qué es lo que estamos enviando internamente, es decir es mucho más fácil identificar algún código malicioso.

Esto permite optimizar el proceso de depuración del código, así como implementar estrategias de seguridad para evitar algún fallo o vulnerabilidad. Debido a que los desarrolladores analizarán todas las brechas de seguridad existentes y al mismo tiempo programan las soluciones a estos.

Lenovo

Versatilidad

Las herramientas Open Source están en todos lados, aunque no lo creas, las herramientas de BigData, Internet de las Cosas, inteligencia artificial, entre otras tecnologías emplean los principios de desarrollo de código abierto, actualmente empresas como IBM, SAP y Adobe participan activamente en la comunidad de código abierto.

Otras compañías como Lenovo están lanzando equipos con sistemas operativos de código abierto como base, lo que sin duda es un gran avance. Existen herramientas de diseño como GIMP, herramientas para producir música, navegadores como Mozilla, software para desarrollo de páginas web como joomla, Moodle, herramientas para realizar operaciones de ofimática que son muy sencillas de utilizar y lo mejor de todo es que no consumen los recursos del computador al instalar y ejecutar.

Costo

Si bien, arriba colocamos las ventajas de ser accesible y asequible, en este punto somos más específicos con respecto a la reducción de costos, es decir, si una empresa decide implementar herramientas Open Source a nivel de usuarios o a nivel de desarrollo, ahorrará en diferentes factores como:

  • La compra del software.
  • El costo de la protección antivirus.
  • Los gastos de bloqueos o licencias mensuales o anuales.
  • Gastos de instalación en la nube, entre otros.

Libertad de uso

Mientras que las  herramientas de software privativo te exigen estos factores, con una herramienta de código abierto las empresas podrán distribuir el software entre tantos usuarios como quieran gracias a la libertad de uso, no requieren de protección antivirus o en todo caso reducen los costos de herramientas de seguridad.

Debido a que se desarrolla y se utiliza libremente lo hacen una alternativa mucho más económica para las empresas.

Como podemos ver, existen grandes ventajas que permiten a las herramientas Open Source seguir ganando adeptos en diferentes sectores, empresas como Amazon, Suse e incluso eBay implementan software código abierto, por lo que sin duda son un ejemplo de los robustos y escalables que pueden ser estas herramientas.