Después que un juez dictaminara que Facebook debería pagar millonaria multa, por no cumplir la orden de bloquear las cuentas de aliados al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la compañía de Mark Zuckerberg accedió a la orden, catalogada como “extrema”.

El pasado 31 de julio, el Supremo de Brasil ordenó a Facebook pagar una multa de USD$235,294 diarios, por no acatar la orden de bloquear perfiles políticos y de personalidades o empresas allegadas al presidente de Brasil, que están siendo investigados por difundir fake news.

En este sentido, la compañía de Mark Zuckerberg ya tiene una deuda pendiente de USD$ 376,470, por lo que Facebook decidió acceder tras las nuevas imposiciones del juez Alexandre de Moraes, aunque aseguró que apelaría la decisión, según informes.

Un portavoz de Facebook dijo al respecto:

Dada la amenaza de responsabilidad penal para un empleado local, en este punto no vemos otra alternativa que cumplir con la decisión bloqueando las cuentas a nivel mundial, mientras apelamos ante la Corte Suprema.

Un reporte de Reuters señala que Facebook accedió a la orden impuesta por el tribunal, de bloquear a nivel mundial todas las cuentas ligadas o que apoyen al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, debido a que se encuentra en investigaciones por difusión de fake news.

Si bien, Facebook ya había bloqueado las cuentas en Brasil, el juez dijo que tanto esta red social como Twitter no cumplieron la orden porque las cuentas seguían siendo accesibles con direcciones IP extranjeras.

Difusión de fake news

La petición del bloqueo a estas cuentas, es debido a que se encuentran bajo investigación por parte de la Corte Suprema de Brasil, por la divulgación de fake news, así como amenazas a los jueces y autoridades del país y “se sospecha que detrás de esos ataques hay movimientos de ultraderecha y hasta políticos y empresarios afines al mandatario”, según reportes.

En mayo, un juez ordenó a Facebook el bloqueo de 12 cuentas, mientras que Twitter debía bloquear 16, vinculadas a la difusión de noticias falsas durante las elecciones de Brasil en 2018. Posteriormente en julio, la red social de Mark Zuckerberg bloqueó docenas de cuentas en Facebook e Instagram involucradas con la creación de “personajes ficticios que se hacían pasar por reporteros” y “se hacían pasar por medios de comunicación”.

Facebook y Twitter se encuentran bajo el ojo del huracán debido a sus acciones en torno a la difusión de noticias falsas y el discurso de odio en las redes sociales, si bien, algunas toman medidas estrictas como Twitter, que ha bloqueado incluso publicaciones del presidente de Estados Unidos, otras como Facebook mantienen posiciones distintas debido a que prefieren no coartar la “libertad de expresión” de los usuarios de la plataformas.