La mayoría de las personas que se enferman con COVID-19 desarrollan un cuadro sintomatológico leve parecido al de un resfriado común, y en la mayoría de los casos será posible una recuperación en casa.

Algunas de las mismas cosas que se recomiendan para la gripe como descansar lo suficiente, mantenerse bien hidratado y tomar medicamentos para aliviar la fiebre, los dolores y las molestias, también ayudan con COVID-19.

Investigación en curso

Sin embargo, entre un 15 y 20 por ciento de las personas infectadas con el coronavirus SARS-CoV-2 desarrollan síntomas de moderados a graves y presentar cuadros clínicos potencialmente mortales, Hasta la fecha (01 de agosto) no existen tratamientos específicos para la enfermedad COVID-19.

Combatir la pandemia de COVID-19 es una prioridad en la investigación médica y del desarrollo farmacéutico. Cientos de organizaciones están trabajando en innovaciones para reducir el impacto de la enfermedad y prevenir nuevas infecciones.

Las terapias que se están investigando incluyen medicamentos que se han utilizado para tratar la malaria y las enfermedades autoinmunes, medicamentos antivirales que se desarrollaron para otros virus y anticuerpos de personas que se han recuperado de COVID-19.

Dado que el coronavirus que causa COVID-19 es nuevo, existe evidencia limitada con respecto a antivirales específicos que pueden funcionar contra él. Los médicos y científicos están analizando los antivirales existentes y experimentales para encontrar tratamientos efectivos para esta enfermedad.

Remdesivir

Aunque un estudio realizado en China no mostró ningún beneficio, un ensayo clínico ejecutado en Estados Unidos mostró que este medicamento antiviral, desarrollado inicialmente para combatir el virus del Ébola, ayudó a los pacientes con COVID-19 a recuperarse más rápido, en comparación con los pacientes que no recibieron el medicamento.

Los resultados preliminares de este ensayo mostraron un tiempo de recuperación 31 por ciento más corto en pacientes que fueron tratados con remdesivir. Los pacientes que parecieron beneficiarse más fueron aquellos que necesitaban oxígeno suplementario pero que no estaban tan enfermos como para requerir su ingreso en unidades de cuidados intensivos o ventilación mecánica.

Dexametasona

Los resultados preliminares de la información del ensayo clínico RECOVERY mostraron que este medicamento esteroide, utilizado para tratar la inflamación, redujo las muertes en pacientes hospitalizados con COVID-19 en un 17 por ciento y aceleró el alta hospitalaria.

El beneficio de este medicamento parece ser mayor para los pacientes que requieren ventilación mecánica en unidades de cuidado intensivo y, en menor grado, para los pacientes que necesitan oxígeno suplementario. Para los pacientes que no necesitan oxígeno o que están menos enfermos, se observó una tendencia hacia peores resultados, por lo que el medicamento no está destinado a todos los pacientes hospitalizados con COVID-19.

Cloroquina e Hidroxicloroquina

Estos compuestos se han utilizado durante décadas para prevenir la malaria y para tratar algunos trastornos autoinmunes como el lupus. Los primeros informes de China y Francia sugirieron que los pacientes con síntomas graves de COVID-19 mejoraron más rápidamente cuando se les administró estos fármacos.

Estos informes llevaron a la FDA a autorizar su uso de emergencia en casos de COVID-19 severo. Sin embargo, los resultados de un gran estudio no mostraron ningún beneficio, sino posiblemente un mayor riesgo de muerte debido a anomalías del ritmo cardíaco. Sobre la base de este estudio se detuvieron otros ensayos clínicos y la FDA revocó su autorización del uso de hidroxicloroquina para tratar COVID-19, a pesar de que existe una controversia debido a irregularidades en la forma en que se recopilaron y analizaron estos resultados.

Tocilizumab y sarilumab

Estos medicamentos son anticuerpos monoclonales utilizados para tratar enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, así como para la “tormenta de citoquinas”, una reacción exagerada dañina del sistema inmunitario, que puede ser causada por ciertos tipos de terapia contra el cáncer, la cual también se observa en la etapa más grave de COVID-19.

Un estudio observacional encontró que los pacientes con la enfermedad coronavírica tratados con tocilizumab tenían un menor riesgo de ventilación mecánica y muerte. Pero los resultados de un reciente ensayo clínico muestran que el medicamento no ofrece ningún beneficio para pacientes con COVID-19. Por otra parte, un ensayo que exploró si el tratamiento con sarilumab ofrece algún beneficio a pacientes con COVID-19 no mostró resultados alentadores.

Terapia de plasma sanguíneo convaleciente

Cuando las personas se infectan y enferman por un virus en particular y luego se mejoran (convalecen), su sistema inmunitario ha producido con éxito anticuerpos para combatir ese patógeno. La terapia con anticuerpos, transferir plasma cargada de anticuerpos de un paciente recuperado a otro enfermo, ha sido una práctica utilizada durante más de cien años en el tratamiento médico.

En el contexto de la enfermedad COVID-19, los investigadores esperan que haya una manera de usar anticuerpos de pacientes recuperados para que, una vez introducidos en el torrente sanguíneo de otra persona, puedan destruir al coronavirus. Sin embargo, el beneficio de este tratamiento aún no está probado.

A decir verdad, así como no tenemos una cura para la gripe u otras infecciones similares, existe la posibilidad de que nunca tengamos una cura la enfermedad COVID-19. Sin embargo, ya vemos algunos resultados positivos en algunos medicamentos y otros que parecen prometedores, por lo que este no parece ser el caso.

Referencias:

Remdesivir in adults with severe COVID-19: a randomised, double-blind, placebo-controlled, multicentre trial. The Lancet, 2020. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)31022-9

Dexamethasone in Hospitalized Patients with Covid-19 — Preliminary Report. New England Journal of Medicine, 2020. https://doi.org/10.1056/NEJMoa2021436

Roche provides and update of the phase III COVACTA trial of Actemra/ROActemra in hospitalized patients with severe COVID-19 asociated pneumonia, Roche Media & Investor Release, 2020. https://bit.ly/2Dj71cz

Treatment of COVID-19 Patients with Convalescent Plasma. The American Journal of Pathology, 2020. http://dx.doi.org/10.1016/j.ajpath.2020.05.014