Hace poco menos de cuarenta años inició transmisiones un canal de televisión que vendría a cambiar la industria de la música y la cultura pop para siempre. MTV salió al aire el 1 de agosto de 1981 con una presentación muy particular: imágenes de la llegada del hombre a la Luna, clavando la bandera con el logo de MTV, Music Television, acompañado de una voz en off que decía “Damas y caballeros: rock n’ roll”.

Sin duda, la metáfora de la llegada del hombre a la luna fue una gran elección, pues el lanzamiento de MTV fue un pequeño paso para la televisión, pero un gran paso para la cultura pop. Un canal que transmitía música las 24 horas tenía que irrumpir en la escena en la que los artistas vivían de lo que ganaban con la venta de boletos para conciertos, merchandising y discos. Ahora podías ver la cara de tus artistas favoritos en geniales historias representadas en videos musicales que hasta la fecha son iconos de la cultura pop.

Probablemente hablar hoy de MTV es hablar de un canal para adolescentes con una grilla de programación más ocupada por reality shows que por videos musicales. Pero la verdad es que este canal marcó la pauta de prácticamente toda la cultura pop de las décadas de los ochenta y noventa, ¿o es que se imaginan un mundo sin MTV en el que existan Madonna, Michael Jackson, The Police, Britney Spears o boybands como Backstreet Boys y N’Sync? Probablemente no de la manera en la que los conocemos.

Video Killed the Radio Star: la reinvención del video musical como trampolín al estrellato

Está claro que la industria de la música pop ha existido desde hace décadas, o sino pregúntenle a The Beatles lo que es ser un rockstar de fama mundial. The Beatles ya tenía videos musicales y películas con sus canciones, Queen salió en los setenta con su ópera rock Bohemian Rhapsody, Pink Floyd también había estrenado The Wall y paremos de contar.

El cambio vino en el medio que presentaba este formato: cuando estos grandes de la música estrenaban estas piezas en el cine o en programas juveniles, no existía la rotación de estos videos en un solo canal las 24 horas, como sí podía pasar en la radio, por ejemplo.

MTV se presentaba como un canal que mezclaba lo mejor de la televisión con lo mejor de la radio, pero venía a declararle la guerra a este medio que por décadas fue la fuente de promoción de los artistas. No hay mensaje más claro, el primer video que se estrenó aquel 1 de agosto de 1981 fue Video Killed the Radio Star de The Buggles. El video venía a aniquilar a la estrella de radio y así fue.

Aunque las listas de éxitos como Billboard seguían existiendo y eran el resultado de los esfuerzos de cada artista por promocionar su música, valía más “pegar” en MTV porque automáticamente te volvías un ídolo adolescente.

I want my MTV: ¿Es fácil ser una estrella de rock?

Años más tarde, hacia finales de la década de los ochenta, MTV llegó a Europa y esta vez el turno fue para Dire Straits con Money For Nothing, con una poderosa introducción de Sting cantando “I want my, I want my MTV” (Quiero mi MTV). El video mostraba una animación en 3D de un hombre en una sala viendo un televisor en el que aparece el logo de MTV, y luego entraba la banda tocando acompañado de efectos visuales que, aunque hoy le provoquen risa a unos cuantos millennials y centennials, para la época eran de alta tecnología.

La letra es una crítica a cómo algunos artistas se hicieron con grandes sumas de dinero y fama sin esforzarse mucho, simplemente saliendo en MTV. ¿No les suena conocido ese caso? Si les decimos el término de “influencers”, ¿les suena?

Lo cierto es que MTV sí fue una plataforma que impulsó la carrera y la fama de cientos de artistas, gracias al storytelling en videos musicales, además de darles rotación durante 24 horas. Irónicamente, aunque Dire Straits era una banda que existía desde los setenta, su verdadero éxito mundial vino con Money For Nothing, siendo esta la canción más conocida de su repertorio.

Dado que MTV era un trampolín para el éxito de un artista, las disqueras se centraron en invertir increíbles cantidades de dinero para hacer innovadores videos que la gente pudiera disfrutar no solo por las canciones, sino por la historia que tenían por contar.

Nueva manera de contar historias

Uno de los ejemplos más representativos de esto es Thriller de Michael Jackson. De acuerdo con IMDb el presupuesto destinado para este video estrenado en 1983 fue de unos 1,100,000 dólares (que hoy serían 2,850,000 dólares, aproximadamente), y estuvo pensado como un mini film con duración de 13 minutos.

La campaña de mercadeo que se hizo antes y después del estreno del video contribuyó mucho al éxito de la producción, además de consolidar a Michael Jackson como Rey del Pop y del video musical. No por nada este logro ha trascendido de la cadena de televisión a las pantallas digitales en aplicaciones como YouTube, donde ha obtenido más de 600 millones de visitas y más de 4 millones de likes.

Gracias al estreno de este video musical, Thriller como sencillo alcanzó el número 1 en las listas de popularidad de cuatro países: Estados Unidos, España, Francia y Bélgica. Tal como se reseña en la descripción del video en YouTube, Thriller “realmente expandió las posibilidades del ‘video musical’ como forma de arte”. El mismo Jackson se refirió al video de la siguiente manera:

“Quería ser pionero en este medio relativamente nuevo y hacer las mejores películas musicales cortas que pudiéramos hacer”.

Y vaya que no dejó de cumplir su propósito. Jackson se lo tomó tan en serio que todos sus videos se presentaban en formato de película musical corta e incluso llegó a trabajar con directores consagrados para la época como Martin Scorsese en Bad (1987).

Como nota aparte, los videos de Michael Jackson también contribuyeron a abrir una brecha racial que existía en MTV, pues los ejecutivos no le daban tanta rotación ni visibilidad a los videos de artistas negros hasta que Jackson hizo acto de presencia con Billie Jean, el primer video musical del artista que igualmente se volvió todo un hit en su carrera.

Además de este ejemplo, también es necesario destacar obras de otros artistas que llegaron al estrellato gracias a sus novedosos videos, como es el caso de la banda noruega A-Ha y su súper éxito Take On Me, cuyo memorable video en el que el personaje principal salía de una historieta revolucionó la manera de hacer videos y de ir más allá con nuevas propuestas.

Adelantándonos un poco en el tiempo, lo mismo ocurrió con Nirvana y Smells Like Teen Spirit. Si bien Nirvana ya llevaba años en la escena musical como la principal banda de grunge, no fue sino hasta el estreno del sencillo en 1991 que su fama se vio catapultada a nivel mundial. Hoy es uno de esos videos que no pueden dejar de aparecer en las listas de mejores videos de MTV y generalmente de la historia.

Otro ejemplo bastante notorio es el de la colaboración entre Aerosmith y RUN DMC, Walk This Way. Esta interesante mezcla permitió acercar a públicos tan diferentes como el de los fanáticos del rock y de los del hip hop, sin hablar de cerrar la brecha racial que también existía entre ambos.

Superando a MTV: el video en formato digital

Claro que con la llegada de los reality shows a MTV a principios de los noventa, la industria del video musical comenzó a verse perjudicada. El nuevo milenio llegó y con él nuevas tecnologías y plataformas para que los artistas presentaran sus videos musicales.

Con la llegada de YouTube en la primera década del segundo milenio se abrieron paso nuevos videos muy interesantes que igualmente dieron rostro a varios artistas. Así fue el caso de la banda norteamericana Ok Go y su particular video para el sencillo Here It Goes Again, que de seguro muchos recordarán, y que hoy cuenta con más de 50 millones de visitas en YouTube.

De ahí a la evolución de videos en 360 grados a álbumes netamente visuales, el video musical tiene mucho que agradecerle a MTV por darle un espacio a los artistas de contar historias más allá de sus canciones, y por ser un trampolín para el éxito rotundo en la industria musical.

Y si quieren darse un paseo por los mejores videos que se estrenaron en MTV, les dejamos una lista de los 100 mejores videos hechos en la historia: