Si bien hay un dicho que plantea que el dinero no da la felicidad, muchos no estarán de acuerdo con ello. En la estructura de nuestro sociedad, la estabilidad económica facilita el acceso a una alimentación adecuada, una vivienda, educación, vestimenta, recreación, atención médica, y a los avances tecnológicos que hacen nuestra vida un poco más cómoda.

Estas comodidades bien podrían dar lugar a una vida con menos preocupaciones y más calma, aunque sabemos que esto es algo bastante variables entre culturas, familias y en cada persona en particular.

Lo curioso es que un estudio del sueño realizado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), sugiere que, en promedio, las personas ricas duermen más por la noche que las personas pobres.

Más horas de sueño

Los investigadores de los CDC enviaron una encuesta a miles de personas en los Estados Unidos durante los años 2011 y 2014, con preguntas dirigidas a indagar sobre sus hábitos de sueño. Esta fue respondida y devuelta por 140,000 adultos.

Los resultados revelaron que entre ellos, 55 por ciento vivía en o cerca de la línea de pobreza, y al mismo tiempo estos solo podían dormir las siete u ocho horas recomendadas durante la noche.

Pero en las personas con mayores ingresos, este porcentaje fue mayor. Entre aquellos que viven 400 por ciento por encima de la línea de pobreza, 66.6 por ciento informó haber dormido toda la noche.

En los Estados Unidos, la línea de pobreza varía en función de dos factores: los ingresos y el tamaño de la familia. Para una persona soltera, es de US$ 11,670 al año, mientras que para una familia de cuatro personas, el número es de US$ 23,850.

Las causas detrás de las disparidades

Niño, Masculina, Hombre, Joven, Dormir, Volante, Coche
Aunque el estudio no indagó en las causas de las disparidades de sueño, se cree que las condiciones de vida y trabajo son factores influyentes.

Sin lugar a dudas, se trata de un estudio interesante, pero poco explotado ya que no indagó en las causas detrás de esta disparidad en el sueño entre personas ricas y pobres. Sin embargo, se ha planteado la idea de que esto se deba a la cantidad de horas que las personas tienen que trabajar, los horarios y la cantidad de trabajo.

El resultado también podría atribuirse a que las personas ricas tienen más ayudas ayuda en el cuidado de los niños y otras actividades cotidianas que puede consumir mucho tiempo y energía, como cocinar, limpiar e incluso el cuidado personal.

A esto se suman las condiciones de la vivienda. Las personas ricas tienen a vivir en espacios mucho más idóneos para un sueño adecuado, como habitaciones cómodas y privadas, y en vecindarios tranquilos.

Las consecuencias de la falta de sueño

Investigaciones previas han demostrado los peligros que suponen los malos hábitos de sueño o el sueño insuficiente sobre la salud de las personas. El año pasado informamos sobre un estudio que asoció la falta de sueño con la presión arterial alta, pero también existe evidencia de que este se relaciona con la obesidad, diabetes e incluso trastornos psicológicos como la depresión.

Si a esto sumamos las preocupaciones que mencionamos al princpio, y el estrés desencadenante, los efectos pueden ser aún más graves: enfermedad cardíacas, riesgo de cáncer, reducción en la calidad de vida y una mayor probabilidad de morir.

Este estudio en particular no indagó en la el impacto de las diferencias de sueño entre ricos y pobres estadounidenses, o el impacto de la privación crónica del sueño. Sin embargo, la evidencia existente invita a realizar nuevas investigaciones para comprender mejor cómo afectan estas carencias en la vida de las personas y la causa detrás de las disparidades observadas.

Los investigadores tampoco analizaron el impacto de las diferencias de sueño entre ricos y pobres en el país o el impacto de la privación crónica del sueño en personas que a veces viven en condiciones desesperadas. Tampoco se mencionó el impacto que la pandemia está teniendo en los patrones de sueño de las personas de ambas clases.

Referencia:

CDC reports the rich sleep better at night. https://medicalxpress.com/news/2020-07-cdc-rich-night.html