El mes de julio continúa lleno de inesperadas despedidas. En esta oportunidad, el reconocido director y escritor británico, Alan Parker falleció a los 76 años por una larga enfermedad congénita, según lo que confirmó el British Film Institute.

El versátil cineasta ascendió hasta el mundo de los largometrajes luego de trabajar arduamente en la producción de comerciales. Sí, así como lo leen, Parker, encargado de títulos como ‘Fame’, ‘The Commitments’, ‘Midnight Express’ y ‘Mississippi Burning’ empezó a desplegar su talento en comerciales para televisión.

Sin duda alguna, si hay algo que reconocer de Parker, es que tenía un poder increíble para contar historias eclécticas, y tratar varios géneros con amplia fluidez. El dos veces nominado al Óscar y ganador del Academy Fellowship en 2013, afirmó que era amante de ejecutar “cosas diferentes” cada vez que le tocase crear una trama.

Estuvo encargado de la dirección de 14 largometrajes, de los cuales participó en la escritura de seis de ellos. Parker demostraba una gran cualidad para las producciones con matices musicales como: ‘Bugsy Malone’, ‘Fame’, ‘Pink Floyd: The Wall’, ‘The Commitments’ y ‘Evita’ –donde Madonna interpretó a Eva Perón–. “Si puedes usar música e imágenes juntas, es muy poderoso”, aseguraba el director.

Sin embargo, cuando trabajó en ‘Midnight Express’ demostró que su talento también abarcaba proyectos más serios, como, ‘Angel Heart’, su thriller de terror que estrenó en 1987 donde Mickey Rourke, Lisa Bonet y Robert De Niro fueron protagonistas.

Asimismo, dirigió títulos como ‘Shoot The Moon’, una comedia protagonizada por Albert Finney y Diane Keaton, ‘Birdy’, la cinta ganadora del Premio del Jurado de Cannes que se centraba en dos veteranos de Vietnam, interpretados por Matthew Modine y Nicolas Cage, ‘Come See the Paradise’, ‘Road to Wellville’, entre otras.

No obstante, aunque su talento era notorio, para 2015, Parker anunció que había llegado su momento para retirarse del negocio del cine.

“He estado dirigiendo desde que tenía 24 años, y cada día era una batalla, cada día era difícil, ya sea que estés luchando contra el productor que tiene opiniones con las que no estás de acuerdo, los estudios, quien sea. El cine… es enormemente caro, y en el momento en que se vuelve caro, tienes personas a las que tienes que servir”.

El director se despidió de la industria dejando bien en claro que, aunque le gustaba hacerlo, trabajar en el área era una constante pelea para defender la historia que quisiera contar. “Todos los que han trabajado conmigo saben que lucho por nuestro derecho a hacer nuestra película de la manera que queremos hacer”, afirmó.

“He vivido una vida encantadora. He tenido el control absoluto de mi trabajo, a pesar de que trabajo en un área muy difícil de la máquina de Hollywood. No han interferido con lo que he hecho y, por lo tanto, si mis películas terminan bien, o, si no gustan, no es culpa de nadie más que mía”.

Los reconocimientos de Parker incluyen un título como Comandante de la Orden del Imperio Británico por la Reina Isabel II, y fue nombrado caballero en el 2002.