Antes del 2020 era indiscutible afirmar que la primera potencia en cuanto al cine y la televisión era Estados Unidos, seguido muy de cerca por China. Sin embargo, la pandemia del coronavirus no solo nos tiene a todos con tapabocas y guantes, sino que podría ser el detonante del cambio en el juego de la industria del entretenimiento.

Con el descubrimiento del COVID-19 en la ciudad de Wuhan, China, llegaron muchas preocupaciones médicas –al punto que fue declarada una pandemia, rápidamente–, pero, al mismo tiempo, mucha discriminación y xenofobia para el país del continente asiático, sobre todo por parte del líder de los EE.UU., Donald Trump.

Ahora, el juego podría cambiar por completo, ya que, mientras que en Estados Unidos aún tienen “miedo” de reabrir las puertas de sus salas de cine –y hasta de reactivar el rodaje en set de otras producciones– por el aumento de los casos de coronavirus, China oficialmente vuelve al ruedo de la industria del cine, con estrenos esperados y otras sorpresas.

Una primera semana que no se esperaba

La semana pasada, el viernes 24 de julio, las salas de cine, en ciudades específicas y de poco tráfico en China, reabrieron sus puertas y desplegaron estrenos como ‘Dr. Dolittle’ y ‘Bloodshot’. Para el día de hoy, por ejemplo, ‘1917’ estará lista para que la audiencia la disfrute en pantalla grande y tomando todas las medidas de seguridad posibles, mientras que, ‘Bad Boys For Life’, y hasta una celebración especial para Harry Potter, se estrenarán el 14 de agosto.

Sin duda, los motores están encendidos y sin planes de retroceder. Lo que nos hace preguntarnos: ¿acaso será el coronavirus el causante de la victoria de China en la industria cinematográfica en este 2020? Claro, destacamos que en ningún momento queremos afirmar que el COVID-19 significa algo positivo en lo que va de año, pero vaya que China podría verse bien parada por la pandemia.

Entendiendo que hace semanas, China, estaba considerando que aproximadamente 20.000 pantallas podrían apagarse indefinidamente, por el riesgo de caer en la quiebra por el coronavirus, y ahora, estamos hablando de que tan solo en una semana 6.066 de las más de 10.000 cines ya habían reactivado sus operaciones, lo que significa un 55.3% de pantallas activas.

Entre el 24 y el 26 de julio, la taquilla en China recaudó casi 95 millones de yuanes, equivalentes a $13.3 millones, y, sumando lo que se generó entre el 20 al 23 de julio con la asistencia “mínima”, significa que la primera semana de reapertura de cines cerró con más de 100 millones de yuanes.

Este, definitivamente, es un buen comienzo para la taquilla china, ya que, cuando los desarrolladores chinos se dispusieron a construir más de 10.000 pantallas por año, se dudó que, aun así, China superará a los Estados Unidos.

Tan solo el año pasado, China cerró el 2019 con un total de $9 mil millones, mientras que Estados Unidos con $11 mil millones, según la Motion Picture Association. Sin embargo, el 2020 no es cualquier año, y este podría ser el momento en el que el país asiático supere a norteamericano.

Un gran estreno podría darle la corona a China

Si bien muchos podrían decir que es casi imposible que, en menos de seis meses, China logre números que superen a los Estados Unidos, si seguimos “bailando a este son”, se desconoce cuándo el segundo en cuestión reactivará sus operaciones, por lo que el primero, tiene tiempo para picarles adelante.

Por su parte, Tom Ara, abogado de entretenimiento, aseguró que, al menos de que se produzca otro cierre importante por la pandemia, China “va a tener la taquilla más grande del mundo”. Otros, aseguran que será el Reino Unido, pero esos son optimistas que apuestan al continente europeo –otro territorio que está avanzando a buen paso, comparado con América del Norte–.

Asimismo, Richard Gelfond, CEO de Imax, afirmó que China fue muy conservadora con su decisión de abrir los cines, para así asegurarse de que, una vez abiertos, no tengan que volver a cerrar. Por su lado, Rance Pow, jefe de Artisan Gateway, confirmó que los primeros resultados de la primera semana son positivos y alentadores, “mejores de lo que esperábamos”, agregó Tony Gao –gerente general de EntGroup–.

Claro está que, todas estas proyecciones son inciertas porque dependen de agentes externos como lo es la audiencia y que, en realidad, haya títulos importantes para estrenar. Pero, si sumamos a la fórmula que, cintas como ‘Tenet’ de Christopher Nolan y Warner Bros., no tienen fecha de estreno en Estados Unidos, pero sí a nivel internacional, la hipótesis podría cumplirse: China se llevará la corona en el 2020.