La diabetes tipo 2, también conocida como diabetes mellitus tipo 2, es el resultado de una combinación de resistencia a la insulina y producción insuficiente de esta hormona, lo que provoca un alto nivel de azúcar en la sangre.

En alrededor de un tercio de los hombres con diabetes tipo 2 se encuentran concentraciones reducidas de testosterona, un síndrome conocido como hipogonadismo hipogonadotrópico, el cual está asociado con la obesidad, pero no con la gravedad o la duración de la diabetes o la edad.

¿El estrés constante es más riesgoso en quienes tienen diabetes tipo 2?

Determinando el efecto

En un reciente estudio, un equipo internacional de investigadores de instituciones alemanas y estadounidenses examinó si los hombres con diabetes tipo 2 que también exhiben hipogonadismo, cuando reciben tratamiento con testosterona, además de su tratamiento regular para la diabetes, demostrarían un mejor control glucémico y sensibilidad a la insulina y posiblemente eventualmente experimentan la remisión de la diabetes tipo 2.

A tal fin, el equipo observó a 356 hombres en una sola clínica de práctica de urología durante 11 años. Todos los pacientes recibieron tratamiento estándar para la diabetes, que incluía cursos y materiales educativos obligatorios.

Los autores evidenciaron que un tercio de los hombres tratados con testosterona vio la remisión de su diabetes.

Además, 178 hombres con una edad media de 62 años recibieron 1.000 miligramos de testosterona de liberación lenta inyectada por vía subcutánea cada 12 semanas después de un intervalo inicial de seis semanas. Los otros 178 sujetos, con una edad media de 64 años, que optaron por no recibir la terapia de testosterona sirvieron como grupo de control.

Los investigadores tomaron numerosas medidas, que incluyeron altura, peso, circunferencia de la cintura, presión arterial, hemoglobina, glucosa en ayunas, la cantidad promedio de glucosa en sangre durante un período de 6 o 12 semanas (HbA1c), insulina, frecuencia cardíaca, lípidos y testosterona total, entre otras.

Reducciones significativas

En complemento, el equipo evaluó la calidad de vida y la función eréctil. El análisis de estas métricas clínicas se realizó al menos dos veces al año, y se examinaron estos datos durante 11 años.

Los datos revelaron que los hombres tratados con testosterona tuvieron reducciones significativas progresivas y sostenidas en su peso corporal, glucosa, HbA1c e insulina en ayunas durante el período de tratamiento. En el grupo control, se observó un aumento en los niveles de glucosa, HbA1c e insulina en ayunas.

Los autores del estudio señalaron que el tratamiento a largo plazo con testosterona es potencialmente una terapia adicional para hombres con diabetes tipo 2 e hipogonadismo.

Los autores evidenciaron que un tercio (34,3 %) de los hombres tratados con testosterona vio la remisión de su diabetes; casi la mitad (46,6 %) logró una regulación normal de la glucosa con tratamiento antidiabético y una gran mayoría (83,1 %) alcanzó su nivel objetivo de HbA1c.

¿Por qué los hombres son más vulnerables al coronavirus? Esta puede ser la razón

Además, los investigadores registraron menos muertes, infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares y complicaciones diabéticas en el grupo tratado con testosterona. Los pacientes en el grupo de control no vieron remisión de la diabetes ni se notó una reducción en los niveles de glucosa o HbA1c.

Sobre la base de estos positivos resultados, los autores del estudio señalaron que el tratamiento a largo plazo con testosterona es potencialmente una terapia adicional para hombres con diabetes tipo 2 e hipogonadismo.

Referencia: Remission of type 2 diabetes following long‐term treatment with injectable testosterone undecanoate in patients with hypogonadism and type 2 diabetes: 11‐year data from a real‐world registry study. Diabetes, Obesity and Metabolism, 2020. https://doi.org/10.1111/dom.14122

Más en TekCrispy