La pandemia del coronavirus ha dominado al mundo por casi todo lo que va de este año. La ciencia corre para encontrar una cura o una vacuna. Pero, mientras tanto, la mayoría de la población aún se encuentra a merced del contagioso virus, SARS-CoV-2.

Debido a esto, se ha planteado que la prevención y la higiene siguen siendo las mejores protecciones que tenemos contra este virus. Dentro de las medidas preventivas se encuentra el distanciamiento social.

Además de la constante higiene de las manos, este podría convertirse en nuestra mejor arma contra el COVID-19. Esto lo ha confirmado una reciente investigación realizada en el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas.

Allí se han comparado los datos de las tasas de contagio del coronavirus y las medidas de distanciamiento social. La correlación inversamente proporcional que se halló en las comparaciones entre ambas variables muestra que este es altamente efectivo contra el virus.

El mundo y el distanciamiento social

El estudio dio una mirada completa al planeta al incluir 46 países con medidas de distanciamiento social, 74 sin dichas medidas y 14 naciones con solo políticas regionales en su investigación. De este modo, pudieron establecer un complejo sistema comparativo que permitió establecer relaciones claras entre las variables evaluadas.

De esta forma, al comparar las tasas de contagio de antes y después de la implementación de las políticas (nacionales o regionales), junto con el paso ininterrumpido del virus en los países sin medidas de este estilo, los investigadores pudieron hacer observaciones específicas y contundentes.

Entre ellas, apuntaron que los casos de transmisión eran significativamente menores cuando se aplicaban medidas de restricción nacionales en los países. Curiosamente, la propagación fue similar en las naciones con medidas regionales y en los países sin medida alguna.

“Esta es una clara evidencia de que las medidas de distanciamiento social pueden tener colectivamente enormes impactos en la reducción de la transmisión del SARS-CoV-2, y alentamos a las personas a practicar el distanciamiento social para ayudar a controlar la propagación de infecciones”, ha declarado el autor principal del estudio, Raghu Kalluri.

Un millón y medio de casos impedidos

Según los datos provistos por la investigación, que se publicó recientemente en Plos ONE, el mundo se ha visto enormemente beneficiado por estas medidas. Específicamente, su investigación hizo seguimiento de las medidas de distanciamiento social en 46 países. Gracias a la implementación de estas, según sus proyecciones, se evitaron al menos 1.57 millones de casos en casi todo planeta.

Estados Unidos y el distanciamiento social

No es un secreto para nadie que la nación norteamericana es el país más afectado en el mundo por el COVID-19. Por esto, los investigadores del centro médico tejano hicieron un especial énfasis en la situación de su territorio.

Acá realizaron un estudio analítico y comparativo en los 50 estados de la nación. Para esto, revisaron los registros de casos antes y después de que cada entidad declarara (o no) medidas de prevención y distanciamiento social para combatir el coronavirus.

Específicamente, tres estados nunca implementaron medidas, por lo que los pudieron utilizar como grupos “control” con los cuales hacer comparaciones. Los resultados les permitieron establecer relaciones que mostraran en impacto proporcional que tenía el distanciamiento social en la propagación del COVID-19.

Para resumir sus hallazgos, Daniel McGrail, uno de los autores del estudio, ha dicho:

“Descubrimos que los estados observaron reducciones significativas en las tasas de transmisión después de la implementación de políticas de distanciamiento social, en comparación con los estados sin tales políticas”.

Como conclusión –hablando del alcance de su estudio a nivel nacional en Estados Unidos, como a nivel mundial–, Kalluri declara:

“Creemos que estos datos proporcionarán evidencia útil para los funcionarios de salud pública y los encargados de formular políticas cuando consideren medidas futuras para reducir la propagación de COVID-19 en sus comunidades”, afirma Kalluri.

Referencia:

Enacting national social distancing policies corresponds with dramatic reduction in COVID19 infection rates: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0236619