Las pruebas serológicas a gran escala son críticas para estimar cuántos individuos han sido infectados durante la pandemia de COVID-19. Debido a los requisitos de distanciamiento social ampliamente impuestos y a la disminución de la atención médica in situ, actualmente es difícil recolectar suero para pruebas serológicas en toda la población.

Sin embargo, la gran mayoría de las mujeres embarazadas continúan teniendo múltiples interacciones con el sistema médico para la atención prenatal y el parto durante esta pandemia y, por lo tanto, presentan la oportunidad de evaluar constantemente las exposiciones al SARS-CoV-2 en una comunidad.

¿Por qué la comunidad afroamericana se ha visto más afectada por la pandemia?

Buscando anticuerpos

En este sentido, los resultados de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania y el Hospital Infantil de Filadelfia encontró que las mujeres embarazadas negras e hispanas tienen cinco veces más probabilidades que las mujeres blancas y asiáticas de haber estado expuestas al coronavirus.

Para llegar a sus conclusiones, el equipo de investigación midió los niveles de anticuerpos del SARS-CoV-2 para estimar las tasas de exposición al nuevo coronavirus en las mujeres embarazadas atendidas en dos hospitales de Filadelfia.

Los resultados del estudio proporcionan más evidencia de que la salud y la equidad socioeconómica están inextricablemente ligadas.

Específicamente, los investigadores analizaron a 1.293 mujeres que dieron a luz entre abril y junio en el Hospital de Pensilvania y en el Hospital Universitario de Pensilvania, que en conjunto representaron el 50 por ciento de los nacimientos vivos durante ese periodo en Filadelfia.

La prueba serológica empleada por el equipo utilizó un antígeno de dominio de unión de receptor de la proteína de espiga SARS-CoV-2 y un protocolo de ensayos de anticuerpos inmunoenzimáticos (ELISA, por sus siglas en inglés) modificado.

Disparidad en la exposición al virus

Los investigadores utilizaron muestras almacenadas en el Biobanco de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania recogidas de 834 personas antes de la pandemia y 31 personas que se recuperaron de infecciones conocidas de COVID-19 para probar la eficacia de su prueba de anticuerpos. Los investigadores también probaron muestras de 140 mujeres embarazadas recogidas antes de la pandemia.

Los resultados de las pruebas serológicas revelaron que 6,2 por ciento de estas mujeres poseían anticuerpos contra el virus, pero con una variación significativa entre grupos raciales y étnicos: 9,7 por ciento en mujeres negras, 10,4 por ciento en mujeres hispanas/latinas, 2,0 por ciento en mujeres blancas no hispanas y 0,9 por ciento en mujeres asiáticas.

Los investigadores encontraron que las mujeres embarazadas negras e hispanas tienen hasta 5 veces más probabilidades que las mujeres blancas y asiáticas de haber estado expuestas al coronavirus.

Los investigadores señalaron que estos datos pueden sustentar la práctica clínica y la atención de las mujeres embarazadas durante la pandemia de coronavirus, y ser utilizados para comprender mejor la prevalencia del virus en la comunidad, y cómo los factores socioeconómicos y las desigualdades pueden afectar su propagación.

Twitter presentará en los próximos meses su nuevo sistema de suscripción

En referencia a los hallazgos del estudio, el doctor Scott Hensley, profesor de microbiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania y coautor del estudio, comentó:

“Las mujeres embarazadas son bastante representativas de la exposición de la comunidad, y estos datos proporcionan más evidencia, además de lo que ya sabemos con COVID-19, de que la salud y la equidad socioeconómica están inextricablemente ligadas. Con suerte, esto ayudará a conducir a políticas que aborden estas desigualdades”.

Referencia: SARS-CoV-2 seroprevalence among parturient women in Philadelphia. Science Immunology, 2020. https://doi.org/10.1126/sciimmunol.abd5709

Más en TekCrispy