La osteoporosis, como sabemos, es una enfermedad que poco a poco afecta la formaleza de las formaciones óseas. A medida que estas se vuelven más porosas y sus paredes internas más delgadas, el hueso se hace más frágil y, por consiguiente, más propenso a fracturas.

En la actualidad, en los estados unidos ocurren al año al menos 2 millones de estas relacionadas directamente con la osteoporosis. Asimismo, más de 43 millones de personas en total ya se encuentran afectadas por esta condición. En total, la atención médica para estos casos en Estados Unidos puede llegar a hacer un gasto anual de 19 mil millones de dólares.

Para estos momentos, existen formas variadas de prevenir esta degeneración ósea. Sin embargo, la más común –y aún la más efectiva– es asegurar al cuerpo la ingesta adecuada de nutrientes para que pueda mantenerse sano y optimizar todos sus procesos.

La investigación de Pharmavite LLC

Pensando en este detalle, y en la incapacidad que tienen algunos sectores de la población de asegurarse una alimentación balanceada, Pharmavite LLC llevó a cabo una investigación. Esta es fabricante de vitaminas, minerales y suplementos de la reconocida marca Nature Made.

Los resultados de su estudio se publicaron recientemente en la revista digital PLoS ONE. Dentro de su análisis, toman en cuenta los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, por sus siglas en inglés) para determinar la relación entre el diagnostico de osteoporosis y la ingesta insuficiente de nutrientes como la vitamina D y el calcio en la población de bajos ingresos de EE.UU.

Su investigación se enfocó específicamente en aquellos que se encontraban por debajo de la línea de pobreza del registro. Asimismo, solo se tomaron en cuenta aquellos que también reportaban inseguridad alimenticia.

Con estos datos dieron inicio a su análisis y determinaron que, teniendo como base común los bajos recursos y una mala nutrición, el sexo y la edad seguían siendo factores claves que contribuían a la aparición de la osteoporosis.

Las revelaciones del estudio

Gracias a este análisis recopilatorio, pudieron notar que el 25% de los adultos mayores (más de 50 años) en Estados Unidos se encontraban viviendo bajo el umbral de pobreza. De estos, descubrieron que el 68% tiene una ingesta inadecuada de calcio. Asimismo, con este estudio, también determinaron que al menos el 46% también tenía una ingesta deficiente de vitamina D.

¿Quiénes se encuentran en mayor riesgo?

Para hacer referencia a sus resultados, la vicepresidenta de Ciencia y Tecnología de Pharmavite, Susan Hazels Mitmesser, ha dicho:

“Este estudio continúa demostrando cuán prevalente es la deficiencia de nutrientes entre la población de EE. UU. Y aún más, entre las personas de bajos ingresos y las personas con inseguridad alimentaria”.

En la actualidad, de los más de 40 millones que sufren de osteoporosis en EE.UU., al menos 10 millones de estos adultos mayores de 50 años. De estos, se ha descubierto que al menos el 80% de los casos corresponde a mujeres. Pero, curiosamente, son los hombres los más gravemente afectados cuando sus ingestas de calcio y vitamina D se ven mermadas.

Por su parte, al final, según el estudio, han sido los hombres negros no hispanos con pocos recursos los que se han mostrado más vulnerables a la osteoporosis por una ingesta inadecuada de nutrientes. Pero, en total, el estudio ha demostrado que las poblaciones más afectadas por esta condición se concentran en los grupos de individuos con bajos ingresos.

Referencia:

Inadequate calcium and vitamin D intake and osteoporosis risk in older Americans living in poverty with food insecurities: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0235042