De acuerdo con varios informes, al menos 1.500 trabajadores y contratistas de Twitter han tenido acceso a datos personales y de ubicación de cuentas de celebridades, a través de la generación de tickets  de soporte falsos.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, varios empleados de Twitter lograron acceder a las direcciones IP de celebridades, consiguiendo su ubicación sin autorización. Asimismo, también tuvieron acceso a información personal de estas personalidades.

Según una portavoz de la compañía, esta se encuentra realizando capacitaciones “en línea con nuestro compromiso de proteger la privacidad y la seguridad de las personas a las que servimos”.

Además, el portavoz aseguró que Twitter cuenta con herramientas que les permiten estar un paso adelante ante las amenazas en su desarrollo, por lo que continúan estableciendo mejoras en su aparato de seguridad, para proteger los datos de sus usuarios, incluyendo la capacitación de nuevos empleados.

Debido a este inconveniente, varios empleados fueron descubiertos y despedidos de inmediato.

Antecedentes

Twitter ha tenido algunos inconvenientes para estudiar la cantidad de empleados y contratistas que se encargan de restablecer  las cuentas de los usuarios, y es una situación no ajena tanto para Jack Dorsey, CEO de la compañía, pues se les ha advertido anteriormente con respecto a ex empleados que saben acerca de las medidas de seguridad de la plataforma.

Zuckerberg explica por qué no quiere censurar a Trump

Sin embargo, reportes señalan que tanto el CEO de la compañía como la junta ignoraron estos problemas planteados debido a que estaban enfocados en la creación de nuevas herramientas de consumo en lugar de ampliar la seguridad de la red social.

Esta situación ha llevado a la compañía a sufrir grandes consecuencias, como las de hace aproximadamente dos semanas, cuando la red social sufrió un ciberataque en el que piratas informáticos secuestraron las cuentas de 130 figuras públicas, incluyendo usuarios de alto perfil como Elon Musk, Bill Gates y el ex presidente Barak Obama. En este ataque, los hackers lograron escapar con $120.000 en bitcoins mediante una estafa financiera.

Más en TekCrispy