La contaminación el aire es uno de los problemas ambientales más arraigados y más difíciles de abordar. Y a pesar de que existen organizaciones y acuerdos orientados a reducir las emisiones de gases contaminantes de manera global, los resultados dejan mucho que desear y la preocupación sigue latente.

Varios estudios han encontrado vínculos entre este tipo de contaminación y diferentes problemas de salud, dificultades en el embarazo, e incluso trastornos de neurológicos y psicológicos.

Pero ahora nuevos datos advierten que la baja calidad del aire tiene el potencial de reducir la esperanza de vida de cada hombre, mujer y niño en la Tierra en casi dos años. En palabras de los expertos, esto representa “el mayor riesgo para la salud humana”.

Sudeste asiático afectado por la baja calidad del aire

El proyecto de investigación Índice de Vida de Calidad del Aire (AQLI, por sus siglas en inglés) informó que el nivel de general de contaminación del aire se había mantenido estable en las últimas dos décadas. Esto incluso a pesar de las reducciones significativas reportadas en China en el primero trimestre de 2020 debido a los bloqueos por la pandemia.

Alrededor de una cuarta parte de la población mundial se concentrada en apenas cuatro países del sur de Asia: Bangladesh, India, Nepal y Pakistán. Estos no solo son reconocidos por su alto número de habitantes, sino también por figurar entre los más contaminados.

Los resultados de la investigación lo confirman, y sugieren que tras la exposición a niveles de contaminación un 44 por ciento más altos que hace 20 años, estas poblaciones verían su vida útil reducida en cinco años en promedio.

Los investigadores dijeron que India y Bangladesh experimentaron una contaminación tan severa que esto podría reducir la esperanza de vida humana promedio en algunas áreas en casi una década.

Bangladesh destacó con la peor calidad de aire en comparación con cualquier país. Mientras que en India, unas 250 millones de personas de los estados del norte podrían perder ocho años de su vida si no se toman acciones para controlar el problema de la contaminación.

En el sudeste asiático, alrededor del 89 por ciento de los habitantes viven en áreas donde la contaminación del aire excede las pautas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Pero la población asiática no es la única que aporta a este problema. Estados Unidos, los países de Europa y Japón han logrado mejorar la calidad del aire, pero la contaminación actual aún resta un promedio de dos años de vida a la esperanza de vida en todo el mundo.

La humanidad ha hecho un arduo esfuerzo durante los últimos meses para lidiar con un nuevo coronavirus que hasta el día de hoy se ha cobrado la vida de más de 655 mil personas. Sin embargo, otros problemas antiguos siguen amenazando la vida de millones de personas y este estudio se suma a la evidencia de ello.

Referencia:

Air pollution ‘greatest risk’ to global life expectancy. https://phys.org/news/2020-07-air-pollution-greatest-global-life.html