Tras levantar una gran controversia a principios de año por ignorar advertencias, la CES 2021 se convertirá en un evento digital.

Confirmado a través de redes sociales, la Consumer Technology Association (CTA) confirmó que la convención de tecnología más importante del mundo no tendrá ceremonia presencial. Cancelando completamente los planes de la ciudad de Las Vegas de recibir este evento.

La razón es evidente. La pandemia de COVID-19 ha devastado al mundo, alterando completamente la forma de vida de millones de personas. Tiene sentido que una reunión de las cabezas más importantes de la ciencia para el consumo humano tengan el suficiente sentido común de dar este salto.

Obviamente, este no fue bien recibido por la comunidad en las redes. “Demasiado tarde” es la expresión más común que puede verse en respuesta al anuncio, demostrado en que la participación en la edición presencial de 2020 tuvo implicaciones para la propagación del virus.

Sin rendirse

Lo más llamativo de este caso es que la CTA estaba muy convencida de que la edición 2021 de su convención si podría tener lugar de manera presencial en enero.

Anunciando en abril que estaban pautados para hacer el evento en Las Vegas y confirmando su postura hace unas pocas semanas. Pero hoy han tomado la decisión de dar el salto al mundo digital.

Esta metodología de conferencias y anuncios en línea se convirtió en la nueva norma de la gran mayoría de la industria de la tecnología. Tomando páginas del libro del streaming en vivo que plataformas como Twitch y YouTube hacen posibles día a día, se han dado cuenta de que pueden tener eventos de calidad a distancia.

Aunque se pierdan elementos tangibles al perder la posibilidad de ver en vivo los diseños que se mostrarán en la CES 2021, la seguridad de los interesados y el evitar propagar la pandemia sigue siendo la prioridad, aunque muchos insistan en no verlo.