En una conferencia con periodistas realizada este lunes (27 de julio) la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que a finales de esta semana se reuniría un comité clave para discutir el estado de emergencia de COVID-19, seis meses después de que fuera declarado.

El director ejecutivo de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó que el comité de emergencia del organismo de salud de la ONU se reuniría para reexaminar la declaración de que el brote constituía una “emergencia de salud pública de interés internacional”.

Emergencia de salud pública

El alto funcionario explicó que de acuerdo a lo establecido por el máximo ente sanitario la llamada declaración emergencia de salud pública de interés internacional (PHEIC, por sus siglas en inglés), que marca el mayor nivel de alarma según las normas sanitarias internacionales, debe ser reevaluada cada seis meses.

Antes de la aparición del COVID-19, la OMS solo había hecho tal declaración cinco veces desde que se modificó el Reglamento Sanitario Internacional en el año 2007, en el caso de la gripe porcina, la poliomielitis, el Zika y dos veces en el caso de los brotes de Ébola en África.

El director ejecutivo de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que esta semana se reuniría un comité para discutir el estado de emergencia de COVID-19, seis meses después de que fuera declarado.

No cabe duda de que el comité de emergencia considerará que la pandemia sigue constituyendo una emergencia de salud pública mundial, pero podría alterar algunas de sus recomendaciones sobre la forma en que la OMS y el mundo deben responder.

Actuación criticada

La situación ha cambiado drásticamente desde que se hizo la declaración el 30 de enero, cuando se registraba 100 casos fuera de China y ninguna muerte. En la actualidad, esas cifras se han disparado hasta superar los 16 millones de casos confirmados, con cerca de 650.000 muertes en todo el mundo.

En referencia las cifras registradas de la pandemia del coronavirus, el doctor Ghebreyesus expresó que “COVID-19 ha cambiado nuestro mundo. Ha unido a personas, comunidades y naciones, pero también las ha separado”.

La revisión podría alterar algunas de sus recomendaciones sobre la forma en que la OMS y el mundo deben responder a la pandemia del coronavirus.

El máximo ente sanitario ha recibido fuertes críticas por su respuesta y actuación en la pandemia de COVID-19, y algunos la acusan de haber actuado con demasiada lentitud, algo que la propia organización niega enérgicamente.

El propio director ejecutivo de la OMS se ha enfrentado durante meses a los incesantes ataques del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien ha acusado a la organización de ser una “marioneta de China”.

A principios de este mes Trump cumplió su amenaza de comenzar a retirar a los Estados Unidos, tradicionalmente el mayor donante de la OMS, de la organización.

Referencia: WHO to reexamine COVID-19 emergency status, six months on. Medical Xpress, 2020. https://bit.ly/3hF8Qzp