En lo que va de año, las empresas farmacéuticas, universidades, instituciones y agencias sanitarias de todo el mundo han trabajado arduamente en la búsqueda de un medicamento o tratamiento eficaz para sanar a los pacientes de COVID-19.

Los esfuerzos continúan, y como parte de ello los científicos de la Escuela de Medicina de Yale y la firma biofarmacéutica AI Therapeutics han lanzado un ensayo clínico multiinstitucional para evaluar un medicamento eficaz para tratar esta nueva enfermedad.

Propiedad intelectual de AI Therapeutics

AI Therapeutics es una compañía biofarmacéutica con sede en Guilford, Connecticut, posee los derechos de propiedad intelectual del medicamento, conocido como LAM-002A (apilimod).

Los expertos en salud ya tienen constancia de que el fármaco es seguro al administrarse a los seres humanos. Por ejemplo, un ensayo que involucró a más de 700 pacientes demostró que LAM-002A funciona como tratamiento de enfermedades autoinmunes. Además, fue designado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de linfoma folicular.

Algunos estudios han confirmado que puede bloquear el movimiento del coronavirus SARS-CoV-2, causante de COVID-19. Un estudio multiinstitucional publicado en la prestigiosa revista Nature reveló que LAM-002A es el más efectivo entre más de 12,000 medicamentos para combatir el coronavirus.

Otra investigación publicada en la revista Cell obtuvo resultados similares a la anterior, encontrando que LAM-002A podría combatir las infecciones por SARS-CoV-2 en las células pulmonares humanas.

Siendo una opción tan prometedora, el Centro de Investigación Clínica de Yale unió fuerzas con AI Therapeutics para estudiar de manera más profunda su efecto contra la enfermedad. Los investigadores están inscribiendo pacientes en un ensayo de Fase II, esperando alcanzar un total de 142 individuos recién diagnosticados. De esta forma, esperan evaluar la seguridad y eficacia del medicamento para reducir los niveles del virus en aquellas personas infectadas.

“LAM-002A promete ser una nueva y poderosa terapia para pacientes con COVID-19 para prevenir la progresión de la enfermedad, con suerte evitando la necesidad de hospitalización”, dijo Murat Gunel de Yale, profesor de neurocirugía, de genética y neurociencia, y asesor de AI Therapetics.

De obtener también buenos resultads en este ensayo, este podría ampliarse para verificar su impacto en un contexto más amplio. Uno de los intereses es evaluar si podría ayudar a prevenir el desarrollo de la enfermedad después de que un individuo ha estado expuesto al virus, como los ancianos en hogares de ancianos, el personal de atención médica, los trabajadores de primera línea, e incluso las personas que pertenecen a grupos marginados.

Referencia:

Yale to lead trial of potential COVID-19 treatment. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2020-07/yu-ytl072720.php