En nuestra salud y rendimiento físico y mental inciden varios factores, pero sin lugar a dudas el sueño es uno de los más importantes. En TekCrispy hemos hablado de varios estudios científicos que dejan evidencia del papel del descanso en una diversidad de aspectos cognitivos, e incluso en el asentamiento de los recuerdos.

Y es que sí, aunque el cuerpo descanse, el cerebro sigue activo, procesando información, conectándola con la existente previamente y trabajando en el aprendizaje y la memoria bajo lo que se conoce como la consolidación de la memoria.

Ahora bien, para que estos recuerdos consolidados cambien, es necesario modificar las sinapsis en el cerebro. Los autores de un nuevo estudio publicado en la revista eNeuro sugieren que las redes perineuronales, estructuras que envuelven a las neuronas y que evitan los cambios en las sinapsis, también puede intervenir en el cambio de los recuerdos durante el sueño.

Redes perineurales, el cartílago del cerebro

Las redes perineuronales son estructuras de matriz extracelular que envuelven las neuronas, las protegen, y cómo no, también regulan las funciones sinápticas. Durante mucho tiempo se pensó que estas estructuras eran estables, pero se ha observado que estas responden responde de manera dinámica en el aprendizaje. Así tienen el potencial de intervenir y regular la formación de nuevas sinapsis.

Un equipo de investigadores se interesó en indagar un poco en el papel de las redes perineuronales en estos procesos, para lo cual utilizó un modelo de ratón en el cual observaron la variación de las mismas durante el sueño.

Diseñaron experimentos dirigidos a probar su hipótesis de que los números de redes perineurales varían durante la vigilia (durante el día), en el cerebro de los roedores y los humanos, y que el sueño, o la falta del mismo, pueden interrumpir esta dinámica y dar lugar a cambios.

Los investigadores querían determinar si podían etiquetar o no las redes perineurales con una proteína capaz de unirse a una cadena de azúcar específica, y si esto podía generar cambios en las sinapsis de los ratones. Si el número de redes etiquetadas disminuía, esto indicaría un aumento en el número de neuronas que permiten los cambios sinápticos, y por consiguiente, podrían modificarse los recuerdos.

Notaron que durante la vigilia, estas etiquetas aumentaron, pero disminuyeron durante el sueño, lo que quiere decir que la falta de sueño podría evitar que se produzcan los cambios en los recuerdos.

De modo que la alteración de la estructura de las redes perineuronales podrían concebirse como un mecanismo detrás de los cambios de memoria inducidos por el sueño, lo cual representa un paso más superado en la comprensión de nuestro cerebro.

Referencia:

Circadian Rhythms of Perineuronal Net Composition. https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.04.21.053751v2.full