La pandemia de COVID-19 ha propiciado cambios de comportamiento drástico en muchas personas. Algunas prefirieron quedarse en casa siempre que fuera posible, lavar sus manos con mayor frecuencia, usar gel desinfectante de manos, usar mascarilla y mantenerse lo más alejado posible de otras personas. Pero muchos otros también se lo tomaron con más calma.

Para investigar más a fondo este tema, los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Pompeu Fabra (UPF), en España, aplicaron una encuesta como parte del proyecto “Distancia-COVID”. Así descubrieron que las personas más jóvenes tuvieron menos contactos fuera de casa que las personas más mayores durante el tiempo de confinamiento por COVID-19.

Los resultados preliminares de la encuesta se publicaron este viernes, y presentan información sobre el comportamiento social y la movilización que tuvieron los españoles en los últimos meses desde el inicio de la pandemia.

Personas mayores tuvieron más contactos durante el confinamiento

Encontraron que más del 40 por ciento de los participantes en la encuesta viajaron menos de 1 kilómetro desde su hogar durante el confinamiento y casi el 90 por ciento se movilizó menos de 10 kilómetros.

Y aunque la edad y la experiencia pudieran figurar como factores influyentes en comportamientos más responsables, como mantener el distanciamiento social ante un brote de enfermedad como COVID-19, lo cierto es que los resultados mostraron lo contrario.

Los mayores tuvieron una mayor tendencia tener contacto con otros durante el confinamiento, aunque los investigadores destacan que esto podría deberse a la diferencia de percepción de riesgo entre territorios.

Percepción del riesgo y necesidades típicas de la edad

La probabilidad de mantener contacto con personas fuera de casa durante el confinamiento fue mayor en lugares donde había una menor percepción del riesgo de infección. Por ejemplo, los encuestados de Madrid expresaron una mayor percepción del riesgo, y los resultados de la encuesta sugirieron una menor probabilidad de contacto allí. Pero la situación fue inversa en zonas como Pontevedra o Vizcaya.

También sospechan que esta menor tendencia a evitar el contacto con otros entre los mayores fue estimulada por las necesidades típicas de la edad, como ir a la farmacia, al doctor, hacer visitas a la familia, recibir cuidadores, etc, como indicaron Frederic Bartumeus, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC), y John Palmer, de la UPF.

Aunque muchos jóvenes de la actualidad han mostrado insatisfacción con las oportunidades y estilo de vida que la estructura económica y social actual les provee, estos parecen ser más respetuosos del distanciamiento social.

Esta encuesta se lanzó el 14 de mayo de este año, y desde entonces ha sido respondida por más de 4,000 españoles de todas las provincias del país. Los primeros resultados han permitido estimar el número promedio de personas que mantuvieron el confinamiento en cada comunidad autónoma y los patrones de contacto fuera de su hogar, considerando el factor edad.

Ahora los investigadores han lanzado una segunda ronda de la encuesta para recolectar más información que permita comprender cómo ocurre la propagación del coronavirus y el impacto que ha tenido y que tendrá COVID-19 en España con los nuevos focos de brotes detectados en las últimas semanas.

Referencia:

Los más jóvenes tuvieron menos contactos fuera de casa que los mayores durante el confinamiento, según encuesta del CSIC. https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-mas-jovenes-tuvieron-menos-contactos-fuera-casa-mayores-confinamiento-encuesta-csic-20200724121403.html