Aura

La pandemia del COVID-19, ha servido para dar una serie de lecciones a muchos, la primera es que los virus ni enfermedades ven distingo de raza, credo, posición social y color. En la segunda, nos referimos a la capacidad de la nueva tecnología y la inteligencia artificial para combatir el coronavirus. Pero, lo cierto es que ni la tecnología más avanzada puede garantizar que estaremos a salvo.

Un informe reciente señala por qué la inteligencia artificial “no nos salvó del COVID-19”. De acuerdo con el estudio de The Next Web, muchas de las soluciones presentadas para detener la propagación del virus, no resultan totalmente efectivas si no hay un compromiso total de las partes involucradas, entiéndase como los gobiernos que solicitan y aplican las soluciones tecnológicas y los ciudadanos.

Prueba de ello, son los países como China, Rusia, Reino Unido, Corea del Sur, Estados Unidos, que se caracterizan por avances tecnológicos principalmente en el ámbito de la IA. Puesto que, la coyuntura sirvió para dejar ver que no tienen el control, el repunte de casos en EE.UU., así como el rebrote en China, son un ejemplo vivo de lo que se menciona en el informe.

“Soluciones fallidas”

Soluciones como apps de rastreo, para identificar y alertar a quienes estén en contacto con alguien contagiado, no fueron las más efectivas. Asimismo, otros optaron por soluciones como el modelado de datos, una de las áreas más explotadas por la IA y el campo del aprendizaje automático, que podría determinar el comportamiento del coronavirus para detener su propagación.

Esta solución tampoco fue efectiva, según el reporte, debido a que se trata de una enfermedad novedosa, si bien, existen las comparaciones con epidemias como el SARS o el ébola, la data y las congeturas sobre su contagio y propagación siempre se realizaron sobre la marcha.

¿La cura a través de IA?

Muchos podrían estar esperando más de lo que la tecnología pueda dar en los tiempos actuales, sin embargo, no existe una cura mágica o un proceso basado en inteligencia artificial que pueda ser emulado sino existe en la vida real. Lo cierto es que actualmente, no existe una cura para el COVID-19, ya que aún se encuentra en desarrollo de la mano de especialistas en medicina.

Pero, decir que la IA ofrecerá una cura definitiva es totalmente descabellado, lo que sí es cierto es que esta tecnología está desarrollada para facilitar la vida de las personas, mejorar los tiempos de investigación en el campo médico, optimizar los resultados, procesamiento de datos entre otros.

Incluso la IA es la que permite que compañías como Amazon, puedan seguir operando a distancia, asimismo, muchas empresas están implementando tecnologías para mantener el distanciamiento social entre las personas, lo que, hasta ahora,— además de usar la mascarilla y lavarse las manos–,  ha sido el único tratamiento efectivo para combatir el coronavirus.