La compañía de telecomunicaciones AT&T, anunció que la red 5G ya está disponible en toda la geografía estadounidense, y que el servicio se lanzará tanto para consumidores inalámbricos y clientes comerciales el próximo 7 de agosto.

Un reporte de The Verge, señala que la red 5G de AT&T estará disponible para los más de 205 millones de usuarios en Estados Unidos, distribuidos en 395 mercados de cobertura nacional. A partir del 7 de agosto, los usuarios podrán disfrutar de los planes Unlimited Starter, Extra y Elite, mientras que los clientes comerciales podrán disfrutar de los planes Unlimited Web-Only, Starter, Performance y Elite.

Chris Sambar, vicepresidente de operaciones tecnológicas de AT&T, explicó en un comunicado:

Nuestra estrategia de desplegar 5G en bandas de espectro sub-6 (5G) y mmWave (5G +) proporcionará la mejor combinación de velocidades, latencia y cobertura que se necesitan para permitir nuevas capacidades revolucionarias para alimentar experiencias 5G para consumidores y empresas.

Del mismo modo, la compañía de telecomunicaciones señala que los clientes del plan prepago podrán comprar un dispositivo con soporte 5G para disfrutar de su plan Unlimited Plus. Sin duda buenas noticias para muchos usuarios en EE.UU. que actualmente permanecen conectados diariamente debido a la coyuntura por el COVID-19.

Recordemos que el ancho de banda de la red 5G, así como estas versiones de espectro se desarrollaron para prestar un servicio óptimo aún en zonas donde la señal podría ser muy débil.

AT&T se une a otras compañías como Verizon, que también están proporcionando la red 5G en Estados Unidos, de esta forma la compañía busca fidelizar otro de sus servicios con clientes comerciales y usuarios independiente. De acuerdo con el último reporte trimestral, todos los segmentos comerciales de AT&T se vieron afectados por la pandemia, sin embargo, parece que eso no detiene a la telefónica que continúa anunciando productos.

De acuerdo con el reporte de la empresa, los ingresos operativos en WarnerMedia disminuyeron casi un 23 por ciento, mientras que los de Warner Bros, cayeron un 3,9 por ciento a USD$ 3.3 mil millones debido en parte a “la ausencia de estrenos teatrales y juegos más bajos y otros ingresos”.