En toda India, ya se ha infectado más de un millón de personas con COVID-19, la nueva enfermedad causada por el SARS-CoV-2. Solo el lunes de esta semana, la Universidad Johns Hopkins registró 37,000 nuevos contagios, una cifra que aunque sigue siendo muy elevada, pero que resultó menor en comparación con el récord del domingo de más de 40,000 casos nuevos.

El país, con 1,3000 millones de personas, está siendo golpeado fuertemente por la pandemia, no solo por el elevado número de contagios, sino por las consecuencias económicas que han traído las restricciones.

Los funcionarios de salud siguen trabajando en la detección de casos, y al igual que en otras partes del mundo, están llevando a cabo pruebas serológicas para tener una idea más clara de la propagación.

Y recientemente las pruebas aplicadas a más de 20,000 personas en Delhi revelaron que solo en la capital se han infectado casi una cuarta parte de las personas. Esto a su vez sugiere que el número real de casos dista mucho de los oficiales, confirmando las predicciones previas de que los contagios se dispararían.

Más contagios que los de las cifras oficiales

Las pruebas aleatorias que realizó el nacional de control de enfermedades de la India indian que el 23.48 por ciento de los individuos evaluados tenía anticuerpos contra el coronavirus SARS-CoV-2. Al hacer ajustes por falsos positivos y negativos, el porcentaje fue de 22.86 por ciento.

Nueva Delhi, que tiene una población de 29 millones de personas, hasta ahora había informado 123,747 casos de COVID-19 y 3,663 muertes. Sin embargo, los resultados de este estudio sugieren que la cantidad de mucho mayor, con más de 6.6 millones de c asos en su mayoría no identificados.

Jayaprakash Muliyil, epidemiólogo del Christian Medical College en la ciudad de Vellore, en el sur de India, y asesor del gobierno en la vigilancia del brote, señaló que el porcentaje de personas infectadas podría ser mucho más alto en ciertas áreas, como los barrios marginales.

El gran problema con ello es que en estos casos más contagios también podrían significar más muertes no registradas por la nueva enfermedad. Los expertos indios sospechan que muchas muertes, especialmente las ocurridos en personas de tercera edad, no se han incluido en las cifras oficiales de mortalidad presentadas previamente.

Una situación agravada

India no solo ha tenido que lidiar con una alta tasa de contagios en los últimos meses, sino con la hambruna derivada de las restricciones implementadas por la pandemia. Hace poco los expertos reconocieron que faltó planificación al momento de decretar distanciamiento social, y lamentablemente esto dejó sin sustento a muchas personas que dependen de la economía informal en el país.

Actualmente India es la tercera nación más afectada del mundo. La primera es Estados Unidos, con 3,9 millones de casos, seguida por Brasil, con 2.16 millones de personas. Cada país tiene una cultura, economía y condiciones climáticas y geográficas diferentes, por lo que cada uno lidia de manera diferente con el problema. Sin embargo, hay algo cierto para casi todo el mundo: la pandemia aún está lejos de terminar.

Referencia:

Global report: nearly a quarter of people in Delhi have had coronavirus, study finds. https://www.theguardian.com/world/2020/jul/22/global-report-nearly-a-quarter-of-people-in-delhi-have-had-coronavirus-study-finds