Cielo nocturno sobre el observatorio del Very Large Telescope (VLT) de ESO en Paranal, se observa a la Luna brillando al máximo junto a otro par de astros. Publicada el 6 de julio del 2020. Crédito: ESO / Y. Beletsky.

El estudio del espacio está comenzando a ganar protagonismo nuevamente en nuestra cotidianidad. Cada vez comenzamos a ver de nuevo cómo con más frecuencia los países se enfrascan en diversos proyectos de exploración u observación del espacio.

Recientemente, con el lanzamiento del Falcon 9 de SpaceX en colaboración con la NASA, el mundo de la exploración espacial estadounidense dio un salto enorme. Ahora, con este descubierto presentado este martes en Astrophysical Journal Letters, el mundo de la astronomía se ha revolucionado.

Gracias al Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO) finalmente tenemos imágenes de un elemento nunca antes fotografiado en el espacio. Por lo que, esta notoria organización astronómica intergubernamental ha dado los indicios de lo que podría ser toda una nueva rama de estudios en este campo.

VLT toma la primera fotografía de un sistema estelar similar al nuestro, con dos exoplanetas

La estrella TYC 8998-760-1 y sus dos exoplanetas gigantes. Crédito: ESO/Bohn et al.

En estos momentos, el mundo está conociendo la primera y única imagen tomada de un sistema estelar con características similares al nuestro y con dos exoplanetas orbitando en él. Este se ubica a 300 años luz de distancia de nuestro sistema solar y está presidido por una estrella joven conocida como TYC 8998-760-1.

En la imagen, es posible apreciar a la estrella en la parte superior izquierda, mientras que el par de exoplanetas brillan de forma más tenue desde el centro hasta la parte inferior derecha. Esta fotografía directa de los exoplanetas solo se pudo lograr porque se “bloqueó” la luz emitida por la estrella, de forma que los dos gigantes gaseosos pudieran hacer presencia.

A su vez, el proceso ha sido posible gracias al instrumento SPHERE del VLT que ha hecho uso de un coronógrafo, un equipo ultrasensible capaz de captar las señales más débiles que delatan la presencia de los planetas.

Entendiendo un proceso milenario

La vía láctea desplegada sobre el VLT. Crédito: ESO/Y. Beletsky.

“Este descubrimiento es una instantánea de un entorno que es muy similar a nuestro sistema solar, pero en una etapa mucho más temprana de su evolución”, dice Alexander Bohn.

Este ha sido el director de toda la investigación alrededor de la estrella TYC 8998-760-1 y actualmente es estudiante de doctorado en la Universidad de Leiden en los Países Bajos. Con la captura que ha realizado el telescopio de ESO, el mundo se ha hecho con una nueva y potente fuente de conocimiento.

Para Bohn, la posibilidad de estudiar estos sistemas a profundidad, a la larga, también implicará una forma de conocer la historia de nuestro propio sistema solar y cómo ha evolucionado hasta convertirse en lo que conocemos.

En la actualidad, aunque se han descubierto cientos de exoplanetas, por lo general estos son solitarios. Lo que implica que las estrellas lo suficientemente poderosas como para atraer su órbita, suelen tener alrededor de ellas solo uno de estos cuerpos extraterrestres.

A pesar de que esto se sabe, las fotografías directas de estas dinámicas son escasas. Es por ello que, la recién tomada por el VLT que captura no uno sino dos exoplanetas pasa a ser parte de las joyas de la corona de la colección de imágenes captadas por la ESO.

“A pesar de que los astrónomos han detectado indirectamente miles de planetas en nuestra galaxia, solo una pequeña fracción de estos exoplanetas ha sido fotografiada directamente”, ha dicho al respecto, Matthew Kenworthy, profesor asociado de la Universidad de Leiden.

Única en su tipo

En realidad, esta no es la primera vez que se detecta a una estrella con un par de exoplanetas orbitándola. De hecho, con anterioridad ya se dieron dos reportes de estos avistamientos en sistemas estelares diferentes.

No obstante, en este par de casos, la estrella regente era exponencialmente distinta a nuestro Sol. Debido a esto, no era posible establecer puntos de comparación o de estudio.

Ahora, con la nueva imagen del VLT las cosas cambian. Ya que está sí se trata de la primera y única fotografía directa de un sistema solar de dos exoplanetas alrededor de una estrella que se asemeja a nuestro Sol. Gracias a esto, se ha abierto un nuevo universo de posibles investigaciones para los astrónomos.

Similitudes y diferencias

Very Large Telescope. Crédito: ESO.

Como lo mencionamos, la estrella TYC 8998-760-1 comparte ciertas características con nuestro astro rey, aunque este sea exponencialmente más viejo. De mismo modo, los exoplanetas concuerdan en algunas características con los de nuestro sistema solar. Por ejemplo, ambos se tratan de gigantes gaseosos, tal como Júpiter y Saturno.

Sin embargo, son más las diferencias que las semejanzas. Como una muestra de esto, podemos ver la distancia que este par de cuerpos gaseosos tienen de su estrella. Ambos tienen, respectivamente, 160 y 320 veces la separación que hay de la Tierra al Sol –según las aproximaciones.

Asimismo, ambos han demostrado ser exponencialmente más pesados. El primero un más cercano a la estrella tiene hasta 14 veces la masa de Júpiter. Por otro lado, el segundo, más alejado de la estrella, supera 6 veces la masa del planeta.

Un paso más allá, la promesa del ELT

“La posibilidad de que los instrumentos futuros, como los disponibles en el ELT [Extremely Large Telescope], puedan detectar incluso planetas de menor masa alrededor de esta estrella marcan un hito importante en la comprensión de los sistemas de varios planetas, con posibles implicaciones para la historia del sistema solar de nuestro planeta”, Bohn concluye.

Para culminar su presentación, Bohn se adentra en la promesa de un futuro posible con mejores y más avanzadas tecnologías que incrementen el universo de descubrimientos que se pueden realizar en el espacio. Las tecnologías para su estudio y observación se encuentran en un constante avance y estamos lejos de haber descubierto todos los secretos que nos guarda.

Por este motivo, pequeños descubrimientos como este se convierten en grandes momentos que tan solo nos muestran todo lo que aún nos falta por conocer y aprender sobre el universo que nos rodea. Para empezar con esto, Bohn cree que el ELT podría ayudar a comprender mejor las dinámicas entre estos dos planetas en el recién retratado sistema estelar dual.

Referencia:

Two directly-imaged, wide-orbit giant planets around the young, solar analogue TYC 8998-760-1: https://www.eso.org/public/archives/releases/sciencepapers/eso2011/eso2011a.pdf