Sabemos que la pandemia ha generado gran desconcierto en la población. Nos hemos visto obligados a quedarnos en casa durante largos períodos, muchos perdieron su trabajo o vieron sus ingresos reducidos debido a la poca productividad por el confinamiento, y otros experimentaron intensas crisis emocionales al desconectarse de otros.

¿Pero qué hay de los que han debido enfrentar directamente el problema? Y no, no nos referimos a los pacientes, sino a quienes se encargan de atenderlos mientras están enfermos por un nuevo virus.

Los hospitales han estado colapsados por la gran cantidad de casos de COVID-19 en los últimos meses, y aunque en algunos lugares la situación se haya aligerado, en otros aún se encuentra en su cúspide. Esto quiere decir más trabajo y posiblemente más estrés para los trabajadores de la salud.

De hecho, un estudio realizado por investigadores de la UC San Francisco confirma que los médicos de emergencias en siete ciudades de los Estados Unidos han experimentado niveles crecientes de ansiedad y agotamiento emocional, independientemente de la intensidad con que aumentan los casos locales. Los resultados se publicaron en la revista Academic Emergency Medicine.

Encuesta a trabajadores de la salud

Los investigadores aplicaron una encuesta a 426 individuos, de los cuales 55 por ciento eran profesores, 39 por ciento residentes y 4.5 por ciento becarios, con una edad promedio de 35 años. 72 por ciento de ellos vivía con alguien, casi 15 por ciento vivía solo, y 11 por ciento con un compañero de cuarto. Además, casi 39 por ciento de los encuestados tenían un hijo menor de 18 años de edad.

Los proveedores de atención médica que respondieron la encuesta eran de siete departamentos académicos de emergencias e instituciones afiliadas en California, Louisiana y Nueva Jersey, la cual se aplicó en un momento en que aún no se había extendido tanto el brote en otras áreas del país.

Ansiedad y preocupación motivaron cambio de comportamiento

A pesar de ello, los investigadores descubrieron que los niveles promedio de ansiedad en los sitios de California eran similares a los registrados en Nueva Orleans y Camden en otros estudios realizados en un momento en que estos ya experimentaban aumentos repentinos de los contagios.

“La exposición ocupacional ha cambiado la gran mayoría del comportamiento de los médicos tanto en el trabajo como en el hogar”, aseguró el autor principal Robert M. Rodriguez, MD, profesor de Medicina de Emergencia en la UC San Francisco.

Los médicos encuestados informaron niveles de a severos de ansiedad tanto en el trabajo como en el hogar, así como preocupación por exponer a familiares y amigos al coronavirus debido a su trabajo. De hecho, la mayoría informó cambios de comportamiento hacia familiares y amigos, entre los cuales destacó la disminución de demostraciones de afecto.

“En casa, los médicos están preocupados por exponer a los miembros de la familia o compañeros de cuarto, posiblemente necesiten la cuarentena, y los efectos del exceso de aislamiento social debido a su trabajo en la primera línea”.

Diferencias entre géneros

El estudio reveló ligeras diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a los efectos psicológicos de la pandemia. Entre los médicos varones, la mediana fue de 5 en los niveles de estrés laboral y doméstico, mientras que para las mujeres, la mediana fue de 6 en ambas casos, en una escala de 1 a 7.

Sin embargo, tanto hombres como mujeres también informaron un incremento en los niveles de agotamiento emocional y cansancio de 3 a una mediana de 4 después que inició la pandemia.

Face Mask, Covid-19, Epidemic, Wuhan'S Virus
La escasez de equipos de protección personal fue uno de los factores que más influyó en la preocupación de los médicos.

Los investigadores también hallaron que la falta de equipos de protección personal se asoció con una mayor preocupación. Asimismo, la ansiedad fue estimulada por pruebas de diagnóstico rápido inadecuadas, el riesgo de propagación de la comunidad por los pacientes a los que se les daba de alta y por pensar en los compañeros de trabajo diagnosticados con COVID-19.

Pero precisamente estas razones revelaron las posibles opciones que serviriían para mitigar la ansiedad entre los trabajadores de la salud. Los encuestados informaron que la solución de esta escasez podría ser la forma más idónea de proporcionarles alivio en el ejercicio de sus funciones, así como comunicar a tiempo los cambios de protocolo respecto al manejo de la enfermedad.

Referencia:

Academic Emergency Medicine Physicians’ Anxiety Levels, Stressors, and Potential Stress Mitigation Measures During the Acceleration Phase of the COVID‐19 Pandemic. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/acem.14065