Desde el año pasado, la pandemia del COVID-19 (coronavirus) ha venido atacando poco a poco a la población mundial, una condición que ha hecho que miles de empresas trabajen arduamente para mitigar este virus.

Es por ello, que ahora Reino Unido ha afirmado a través de un comunicado de prensa que ha adquirido 90 millones de dosis de vacunas para el COVID-19 gracias a asociaciones con empresas financiadas por el proyecto de Bill Gates.

Reino Unido asegura 90 millones de vacunas

De acuerdo con la fuente, este nuevo acuerdo de Gran Bretaña con BioNTech de Alemania y Pfizer –respaldado por Bill Gates– le permitió obtener 30 millones de dosis de su vacuna conjunta de ARNm.

Mientras que los 60 millones restantes, provienen de la empresa francesa de biotecnología, Valneva, la cual proporcionará dosis de su vacuna contra el “virus completo inactivado”.

Una vacuna destinada a los grupos de primera línea

Durante esta pandemia, que se ha extendido a lo largo del mundo durante este primer semestre del 2020, las personas más afectada han sido aquellas identificadas como grupos prioritarios o de primera línea, como lo son el personal de la salud que se encuentra atendiendo a todos los afectados por el COVID-19.

Es por ello, que con la adquisición de estas vacunas Reino Unido espera tener acceso a suficientes dosis como para proteger a todo el personal de primera línea de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Tres posibles vacunas contra el COVID-19

Además de estas dosis proporcionadas por BioNTech y Pfizer, el Reino Unido adquirió 1 millón de vacunas que contienen anticuerpos neutralizantes de COVID-19 producidas por el equipo farmacéutico británico-sueco, AstraZeneca, para aquellos pacientes con una condición de salud delicada, como los pacientes con cáncer e inmunocomprometidos.

Pero estas no son las únicas opciones, pues el Reino Unido también espera recibir 100 millones de dosis de AZD1222, otro posible tratamiento financiado por la fundación de Gates por USD$ 750 millones para gastos de fabricación y distribución de 300 millones de dosis.

Para octubre de este año, Reino Unido espera que se unan 500.000 voluntarios en su programa de registro de investigación de vacunas. Por su parte, también informó que si estas vacunas ofrecen buenos resultados podría adquirir otros 40 millones de dosis.