Este 2020 presenta una oportunidad única que solo se da una vez cada par de años: Marte se encuentra en su distancia más cercana de la Tierra. Como consecuencia, este es el momento propicio para enviar sondas a su superficie. Estas podrán recorrer un camino más corto, gastar menos recursos, detener un desgaste menor y aun así llegar a su meta.

Los primeros en inaugurar lo que probablemente será una temporada de lanzamientos a Marte han sido los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Finalmente, su Emirates Mars Mission (EMM), que tuvo sus inicios en el 2014 ha levantado vuelo hasta el espacio. Gracias a esto, a partir de febrero del 2021, la sonda meteorológica Mars Hope de los EAU los proveerá con imágenes detalladas de la atmósfera marciana.

La EMM finalmente ha comenzado

Vía: EMM.

Omran Sharaf, el director de la misión emiratí, antes de que el lanzamiento se diera, declaró en un comunicado de prensa que:

“El lanzamiento de la Mars Hope supone la culminación de seis años de trabajo del equipo del Centro Espacial Mohammed bin Rashid [MBRSC]. Algo insólito según los estándares de las misiones espaciales. El equipo de ingenieros y científicos ha superado importantes desafíos asociados a la pandemia del COVID-19 para llegar a tiempo y completar con éxito la misión”.

Ahora que este domingo 19 de julio a las 11:58 pm (según la hora peninsular española) el lanzamiento se ha llevado a cabo, se confirman las palabras de Sharaf y se consolida el esfuerzo del gran equipo que estuvo detrás de esta tarea.

La misión despegó de la Tierra en el cohete Mitsubishi MHI-2A, desde el Centro Espacial Tanegashima, ubicado en el suroeste de Japón. A bordo de este, va la sonda Mars Hope, el satélite meteorológico encargado de tomar las esperadas fotos.

La sonda Mars Hope

Vía: EMM.

El satélite tiene un peso aproximado de 1.350 kg, cuando tiene todo el combustible cargado. Asimismo, tiene dimensiones similares a las de un automóvil cuando está compactado, y ostenta 3×7,9 metros cuando los paneles solares están desplegados.

A su vez, dichos paneles de 600 vatios están destinados a ayudar a la Mars Hope a recargarse durante su viaje a Marte. Finalmente, para poder mantener las comunicaciones con la Tierra, la sonda cuenta también con una antena de 1,8 metros que garantiza comunicaciones con solo un retraso temporal de entre 16 y 26 minutos.

Vía: EMM.

Su desarrollo estuvo a cargo de los ingenieros del MBRSC. Sin embargo, para su finalización, se contó con la colaboración de profesionales y socios provenientes de la Universidad de Colorado, de la Universidad Estatal de Arizona y de la Universidad de Berkeley, todas de EE.UU. Asimismo, la misión también contó con socios varios de otras naciones.

Un largo viaje

Ruta de la sonda Mars Hope de la Emirates Mars Mission. Vía: EMM.

Tras el exitoso despegue de la sonda en el cohete japonés de 53 metros de altura, el camino apenas empieza. Este propulsor, se elevó a una velocidad de más de 34 mil kilómetros por hora antes de permitir que la Mars Hope se liberara y siguiera su rumbo.

Ahora, esta se encuentra en el espacio, iniciando una ruta de 493 millones de kilómetros para llegar al planeta rojo. Se estima que esta podrá estar entrando en la órbita marciana para febrero del 2021. Esta fecha coincidirá con la celebración de los 50 años de creación de los Emiratos Árabes.

Tomando fotos de Marte

Durante el año marciano, que equivale a dos años terrestres, la sonda se moverá alrededor del planeta (en órbitas de 55 horas) para tomar fotografías de todo este. Será gracias a esto que el satélite Mars Hope podría hacer historia.

Esta no se trata de la primera sonda ni de la última enviada a Marte para tener registros meteorológicos de este. Sin embargo, sí se espera que se convierta en una pionera al tomar la “la primera imagen completa del clima de Marte a lo largo de un año marciano”. Esto según lo dicho por los responsables de la misión quienes afirmaron que este era el objetivo final de la Mars Hope.

Equipada con todo

Instrumentos de la Mars Hope. Vía: EMM.

Para poder llevar a cabo su cometido, la sonda Mars Hope cuenta con tres instrumentos sensores especializados.

El primero de estos se trata de un espectrómetro de infrarrojos que detectará tormentas de arena y vapores de agua en la atmósfera baja de Marte. Luego, está el sensor ultravioleta que detectará los átomos de oxígeno, hidrógeno y monóxido de carbono en la atmósfera superior (que inicia a 50 km de distancia de la superficie marciana).

Finalmente, también estará presente la cámara de alta resolución diseñada para tomar imágenes detalladas del territorio del planeta rojo. Con esta, se podrán captar las nubes de hielo y de dióxido de carbono en la atmósfera baja; además del ozono disperso entre la inferior y la superior.

Para garantizar su variedad, estos registros se tomarán en diversos momentos del día durante de las distintas estaciones de Marte. Luego, estos datos serán enviados a la Tierra y científicos de más de 200 universidades e institutos en el mundo podrán disponer de ellos.

Promoviendo el avance de la educación y de la tecnología

“Este es un gran salto adelante para el ambicioso programa espacial emiratí. La Emirates Mars Mission es un catalizador que ya ha servido para acelerar significativamente el desarrollo de los sectores espacial, educativo, científico y tecnológico de los Emiratos Árabes”.

Este ha sido uno de los comentarios del ministro de Educación Superior, Ahmad bin Abdullah Humaid Belhoul Al Falasi. Este funcionario también es el presidente de la Agencia Espacial de los Emiratos Árabes, la cual se ha encargado de financiar la EMM.

A las palabras del ministro, se le unen las declaraciones de Sarah Bint Youssef Al-Amiri, ministra de Ciencias Avanzadas y directora adjunta de la EMM. Esta ha destacado que, inicialmente, el proyecto había sido concebido para “acelerar el desarrollo del sector espacial y el progreso científico” en los EAU. No obstante, ahora que ha avanzado, también se ha vuelto un catalizador de mejoras y progresos en muchas más áreas.

“De hecho, [la EMM] está impulsando la innovación en el país, desarrollando capacidades educativas y nuevas oportunidades para que los jóvenes de la nación construyan sus carreras en el sector espacial mundial”, declaró la ministra.