Si clasificamos a los usuarios en diferentes categorías según sus intereses y enfoques, debe existir una para aquellos cuya atención se centra en la apariencia del sistema que están ocupando. La personalización es un factor muy importante en el uso de cualquier tecnología y es algo que encontramos casi todos los sistemas operativos y aplicaciones. En ese sentido, es probable que muchos quieran saber como darle un refrescamiento a la imagen de Gmail y personalizarla a nuestro gusto.

Por ello, te presentaremos a los pasos a seguir para lograrlo, aunque debes saber que se trata de un proceso realmente simple y rápido.

Cambia el tema de Gmail

Gmail como el servicio de correo electrónico más reconocido a nivel mundial incorpora funciones muy útiles y dentro de su arsenal de opciones, no podía faltar alguna relacionada con la personalización de la apariencia. Incluso, existe la posibilidad de cambiar la distribución de la ventana del correo y para ello el servicio cuenta con varias alternativas, por lo que podemos decir que el área de personalización de Gmail resulta bastante completa y si buscas darle vida a su apariencia, seguro encontrarás muchas opciones.

Para comenzar con la tarea de cambiar la piel o tema de la interfaz de Gmail en la web, primero abre tu correo electrónico y luego haz click en el botón del engranaje de la parte superior.

Esto desplegará una serie de secciones y la segunda es la que nos interesa, identificada como “Tema”, justo al lado tendrás la opción “Ver Todo”, haz click y pasarás a la galería.

La ventana desplegada mostrará todas las imágenes disponibles para configurar como fondo en la interfaz de Gmail. Puedes seleccionar cualquiera de estas o hacer click en el botón “Mis Fotos” para agregar una imagen propia y así personalizar mucho más la apariencia de tu correo. Todo es cuestión de hacer click en cualquier imagen, confirmar la acción y listo.