Como parte de su iniciativa de “Restaurante del futuro”, KFC está uniendo esfuerzos como una compañía rusa de bioimpresión, para intentar “imprimir” carne de pollo en 3D ¿comerías esta carne del futuro?

La cadena de comida rápida, KFC, anunció su asociación con la compañía rusa Bioprinting Solutions, especialista en bioimpresión en 3D, con el fin de iniciar un proyecto donde se pueda imprimir carne de pollo en 3D, a través de células de pollo y material vegetal.

La idea de elaborar la “carne del futuro” surgió entre los socios en respuesta a la creciente popularidad de un estilo de vida saludable y una nutrición, el aumento anual de la demanda de alternativas a la carne tradicional y la necesidad de desarrollar métodos de alimentación más ecológicos. producción.

KFC busca crear las primeras nuggets de pollo producidas en un laboratorio, la compañía asegura que estas no tendrán un sabor, ni apariencia diferentes al original de KFC pues entregarán a la empresa de bioimpresión, los ingredientes como el empanado y las especias “para lograr el sabor característico de KFC. Cabe destacar que este proceso de bioimpresión utiliza material vegetal, por lo que no son una alternativa vegana, ni vegetariana como las beyond meat que utilizan actualmente.

3D Bioprinting Solutions está desarrollando tecnología de bioimpresión aditiva utilizando células de pollo y material vegetal, lo que le permite reproducir el sabor y la textura de la carne de pollo casi sin involucrar a los animales en el proceso. KFC proporcionará a su socio todos los ingredientes necesarios, como empanizado y especias, para lograr el sabor característico de KFC.

Comida amigable con el ambiente

Si bien, la carne del futuro de KFC no será una alternativa totalmente vegana, la compañía señala que sí serán más ecológicas  y amigables con el ambiente, gracias a la tecnología de bioimpresió, pues de acuerdo con un estudio citado, realizado por el American Environmental Science and Technology Journal, los beneficios de la carne cultivada a través de células consisten en la reducción de gases de efecto invernadero, lo que trae como consecuencia reducción de emisiones y consumo de energía.

Yusef Khesuani, cofundador de 3D Bioprinting Solutions dijo durante el anuncio de la asociación de KFC:

“Las tecnologías de bioimpresión 3D, inicialmente ampliamente reconocidas en medicina, actualmente están ganando popularidad en la producción de alimentos como la carne”.

“En el futuro, el rápido desarrollo de dichas tecnologías nos permitirá hacer que los productos cárnicos impresos en 3D sean más accesibles y esperamos que la tecnología creada como resultado de nuestra cooperación con KFC ayude a acelerar el lanzamiento de productos cárnicos basados ​​en células en el mercado”.

Los expertos aseguran que aún queda un largo camino por recorrer en bioimpresión 3D, sin embargo, muchos científicos en el mundo se encuentran experimentando con esta novedosa tecnología, como para imprimir órganos funcionales en 3D para los pacientes trasplantados.

KFC espera que las nuevas nuggets de pollo estén disponibles en Moscú en otoño, aunque no detalla como será el proceso implementado en Rusia para la bioimpresión en 3D.