Twitter siempre ha sido un lugar lleno de polémica, sin embargo, el pasado 15 de julio esto tomó un giro diferente, pues un grupo de hackers obtuvo el acceso a 130 cuentas de personas famosas y compañías de renombre.

De acuerdo con diversas fuentes, algunas de las cuentas comprometidas son: Coinbase, Barack Obama, Joe Biden, Bill Gates y Elon Musk, entre otras, con la finalidad de utilizarlas para publicar estafas en criptomonedas.

Twitter: fueron comprometidas 130 cuentas en el hackeo del 15 de julio

Tal y como mencionamos, este es uno de los mayores hackeos conocidos a lo largo de la historia, y es que el pasado 15 julio estas cuentas fueron utilizadas para publicar una serie de tweets donde a través de estas cuentas solicitaban donaciones en bitcoins para apoyar la lucha contra la pandemia del COVID-19.

Según señala Twitter desde su cuenta de soporte, esta estafa de criptos perfectamente planeada arrojó un total de 130 cuentas hackeadas y desde las cuales solo pudieron enviar tweets desde un “pequeño subconjunto”.

Se enviaron tweets desde “un pequeño subconjunto”

Aunque no se tiene muy claro lo que significa “pequeño subconjunto”, para Twitter, la compañía señala que se encuentra “trabajando con los propietarios de las cuentas afectadas” y continuará realizando sus labores de investigación para determinar si algún dato privado, como la contraseña, se vio comprometida durante este ataque.

Desde TekCrispy se realizó una entrevista a Satnam Narang, ingeniero de investigación en Tenable, con la finalidad de indagar un poco más sobre el tema, donde según Narang los hackers no utilizaron la ingeniería social como método, pues esta es “una táctica muy exitosa, pero es una operación a menor escala que puede o no tener éxito”.

USD $120.000  en donaciones

Para el investigador esta operación fue “profundamente diferente y es la culminación de las estafas anteriores”. Al día de la estafa, fuentes informaron que poco menos de 400 cuentas enviaron alrededor de USD$ 120,000 en donaciones a la dirección de la billetera que se tuiteó.

Finalmente, Twitter señala que mantendrán a los usuarios actualizados sobre todo el proceso de investigación, “si determinamos que ocurrió”, y mientras ha deshabilitado la opción de descargar los datos de Twitter de una cuenta hasta que terminen las labores de investigación.