Sin duda alguna, el estilo cinematográfico de Zack Snyder no está destinado para todos los gustos –después de todo, hay directores enfocados en su nicho de fanáticos y no en complacer a la mayoría, y eso también está bien–.

Sin embargo, hay que admitir que su versión en película de la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons, ‘Watchmen’, es lo más fiel que en su momento los seguidores de la historia pudieron haber esperado.

Pero, si hay algo que muchos no dudaron en criticar fue el final de la cinta, ya que, Snyder y el equipo de producción omitieron el calamer gigante que el personaje de Adrian Veidt, aka Ozymandias, envío a Nueva York para perturbar la paz mundial.

No obstante, con el potencial riesgo de empezar a poner en tendencia una etiqueta como #RealeseTheEndOfWatchmen (nos lo acabamos de inventar), el coguionista de ‘Watchmen’, David Hayter confirmó que el equipo tenía mapeado un final completamente diferente al que se mostró en la pantalla grande.

Aunque Snyder quedó como el director del proyecto, nombres como Paul Greengrass, y hasta el propio Hayter, vieron la oportunidad de ser los encargados de la cinta. Para el momento en el que Greengrass se contempló como director, el guion de Hayter incluía un final mucha más “fiel” a lo que se mostraba en la novela gráfica, donde Nite Owl mata a Ozymandias, lo que evita que se cumpla el malévolo plan del calamar gigante.

“Sabíamos que iba a ser muy difícil hacer el final del libro. Además, el 11 de septiembre sucedió y no pensé que deberíamos tener imágenes de cuerpos en Times Square, sentí que no era apropiado. Así que eso me inspiró a decir que la gente debería volar hacia las sombras, como las sombras de Hiroshima que están pintadas en el cómic”.

Por otro lado, también aseguró que la presencia de Darren Aronofsky en el proyecto –quien duró solo una semana como “director” antes que Snyder– inspiró al final que vimos en pantalla. “Me envió una nota que decía: ‘Tengo un amigo que es físico y tuvo una idea para la película’. ¿Y si el doctor Manhattan es el agente de destrucción? Eso simplemente encajó en mi cerebro”, agregó.